Cebrián achaca a la política de Zapatero una contribución "muy negativa" al sector de los medios

El consejero delegado de PRISA mantiene que "estamos en un proceso sostenido y persistente de cambio fundamental en la manera de comunicar informaciones o de consumirlas"

La burbuja generada en el sector de los medios de comunicación se deshincha de manera acelerada. La inversión publicitaria ha cedido en tres años 2.500 millones de euros, los diarios se han dejado entre el 5% y el 10% de su circulación y 4.000 periodistas han perdido sus puestos de trabajo; las televisiones de TDT se ven obligadas a cerrar o a sellar fusiones; la gente ya no compra libros. Juan Luis Cebrián, consejero delegado de PRISA y presidente de EL PAÍS, ha pintado hoy, en la apertura del curso del Foro de la Nueva Comunicación, un negro panorama en la industria de la comunicación.

Sobreendeudados, muchos medios se han visto abocados a procesos de reestructuración. "La burbuja ha empezado a deshincharse aceleradamente", ha dicho Cebrián, aunque no solo ha hecho responsable de esta situación a la crisis económica. Ha achacado a la política de José Luis Rodríguez Zapatero una contribución "muy negativa" al sector de los medios de comunicación. Y ha puesto como ejemplo "el caos" de la gestión del Ministerio de Industria. Cebrián ha criticado la "intervención directa" en la estructuración de los medios audiovisuales, acometida con "finalidades políticas y económicas", mientras que en el sector de la prensa se ha producido una "ausencia clamorosa", pese a que es un sector clave para "el ejercicio de las libertades democráticas".

"La política del Gobierno no ha podido ser más destructiva para el sector", ha asegurado Cebrián, quien ha arremetido contra las políticas regulatorias "absolutamente incomprensibles". Ha puesto como ejemplo, a Facebook y Netflix y se ha preguntado si estos operadores van a ser obligados, como ocurre con las compañías de telecomunicaciones españolas, a pagar un 1% de sus ingresos para financiar RTVE".

Cebrián ha cuestionado la "ausencia de líderes políticos" capaces de afrontar la situación, ha lamentado la "parquedad e inoperancia" a la hora de afrontar la crisis. En referencia a Zapatero ha insistido: "No hemos contado con el líder político adecuado", ha dicho, y por eso España se encuentra "en un periodo de desprestigio". Ha considerado "impensable" un periodo preelectoral de cuatro meses. "Es una auténtica crisis nacional, estamos sin Gobierno".

Además de criticar el "destrozo" del Ministerio que dirige Miguel Sebastián en materia audiovisual, ha asegurado que la política del Gobierno socialista no ha sido muy diferente a la que puso en marcha el PP. "Zapatero ha imitado a Aznar. Lo que pasa es que Aznar tenía unos amigos y Zapatero, otros".

Los medios han sufrido, además, el impacto de "los inventos digitales", que han transformado la manera de producir información, empaquetarla y venderla. "Algunos piensan que los medios tradicionales volverán a constituirse tal y como los hemos conocido durante los últimos dos últimos siglos. Yo no creo que vayan a desaparecer los medios tradicionales -periódicos o los libros-, por lo menos de manera inmediata, pero estamos en un proceso sostenido y persistente de cambio fundamental en la manera de comunicar informaciones o de consumirlas".

Para no caer en manos de oligopolios extranjeros, Cebrián ha confiado en el poder del español para abrirse paso en el entorno de Internet aunque ha lamentado que el mercado global que representa Internet "tampoco ha recibido apoyo por parte de las autoridades políticas en 30 años". "¿Qué no hubieran hecho los franceses si América Latina hablara francés?", ha planteado.

Juan Luis Cebrián, durante su intervención en el Foro de la Nueva Comunicación.
Juan Luis Cebrián, durante su intervención en el Foro de la Nueva Comunicación.BERNARDO PÉREZ

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS