El equipo de Atapuerca considera que hay que revisar el mapa de la evolución humana

Los investigadores del yacimiento sostienen que hay una rama de homínidos con identidad europea y que no procede de África, sino de Asia

El equipo de Atapuerca considera que hay que cambiar el mapa de la evolución humana porque hay una rama de homínidos con identidad europea diferenciada y que no procede de África, sino de Asia. Se trata de una teoría en la que llevan trabajando desde 2006, de la que ya han publicado algunos apuntes y con la que varios miembros del equipo trabajan en otros artículos, según ha señalado el codirector de Atapuerca y director del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (CENIEH), José María Bermúdez de Castro.

El investigador ha precisado que confía en que las referencias a esta teoría venzan las reticencias de la "comunidad científica oficial anglosajona", que ya se opuso a un intento de publicar un artículo que los directores de Atapuerca enviaron a las revistas especializadas hace dos años y que finalmente optaron por retirar.

Más información

La teoría parte de una tesis elaborada por una de las integrantes del equipo investigador de Atapuerca, también científica del CENIEH, María Martinón, en 2006, ha explicado en rueda de prensa. La propia Martinón ha explicado a Efe que, tras estudiar fósiles de Asia y compararlos con los de Atapuerca, donde se encuentran el 95% de los fósiles de homínidos europeos del Pleistoceno inferior y medio, ha concluido que se parecen más entre sí que a los africanos, "que tienen un parentesco más cercano".

En este sentido, Bermúdez de Castro ha afirmado que esta "identidad europea" se podrá confirmar cuando aparezcan más restos de la época de la mandíbula localizada en 2007 en Atapuerca, en la Sima del Elefante. Hasta ahora se han localizado también parte de un fémur y una falange que puede ser del mismo individuo, que vivió hace entre 1,2 y 1,3 millones de años, aunque "si apareciera su cerebro seguramente tendría una capacidad menor de mil centímetros cúbicos, realmente pequeño". Precisamente las conclusiones del estudio de la mandíbula suponen un apoyo de la teoría de la procedencia asiática de los homínidos europeos.

En el primer artículo, que ocupó la portada de la revista Nature en 2008, se apuntaba que podía tratarse de un Homo Antecesor, de la misma especie de la que aparecieron en Atapuerca restos de hace unos 900.000 años, pero la revisión realizada tras nuevas investigaciones ha hecho llegar a Bermúdez de Castro a una conclusión diferente. Según el director del CENIEH, la mandíbula tiene rasgos similares a las encontradas en el yacimiento de Dmanisi, en Georgia, de hace 1,8 millones de años, pero otros son más parecidos a los del Homo Antecesor de Atapuerca, de hace 900.000.

La conclusión es que se trata de un Homo SP, lo que significa que pertenece a una especie no determinada y habrá que concretar "si pertenece a alguna especie conocida o a una nueva", ha explicado el científico. En su opinión, la incógnita se despejará una vez se localicen nuevos restos de la misma antigüedad que la mandíbula, que permitirá obtener una imagen mucho más completa de la especie.

Bermúdez de Castro ha insistido en la importancia de contar con un puente de unos veinte metros sobre el suelo de la "trinchera del ferrocarril", donde se encuentra la Sima del Elefante. Se trata de una estructura que "sería barata" y permitiría a los paleoantropólogos trabajar debajo y retirar unos 20 o 30 centímetros de tierra bajo los que creen que se pueden encontrar más fósiles de hace más de un millón de años. Esta excavación, sobre una extensión de unos treinta metros cuadrados, podría ser "sumamente esclarecedora" y completar el apoyo a la teoría de la evolución humana alejada de lo que María Martinón ha llamado "africaentrismo".

Pelvis y vértebras del anciano de Atapuerca y una reconstrucción de su aspecto.
Pelvis y vértebras del anciano de Atapuerca y una reconstrucción de su aspecto.FERNANDO FUEYO

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50