Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La procesión atea de Lavapiés, en manos de la Delegación

Carrión pide un informe de la Abogacía del Estado "para mayor tranquilidad y seguridad de que se van a respetar todos los derechos".- Los convocantes niegan cualquier ataque a las creencias religiosas

Procesión, manifestación o ambas. Aún está por ver si por las calles de Lavapiés (Madrid) se celebrará el próximo Jueves Santo la primera manifestación -o procesión o ambas-, para promover el ideario ateo, bautizada así por la Asamblea Vecinal La Playa de Lavapiés, organizadora del acto. Se lleve a cabo o no, la idea ya está envuelta en polémica.

La Delegación de Gobierno está estudiando si concede el permiso a los convocantes, después de que el asunto se haya paseado por varias administraciones. En primer lugar fue la propia Delegación quien se inhibió de decidir al considerar que las procesiones no entraban en sus competencias. Para el Ayuntamiento de Madrid, el acto tampoco es cosa suya, por enmarcarse en el "derecho de reunión o manifestación".

El pasado viernes la polémica volvió a la Delegación, que por un lado recibió una nueva petición de las asociaciones convocantes, en la que no se habla de procesión y se utiliza solo el término manifestación, y por otro un informe del Ayuntamiento "desfavorable" a la celebración del acto. "En caso de autorizarse esta manifestación en la fecha e itinerario solicitados se pueden ocasionar problemas de orden público por la concentración multitudinaria de miles de personas que acuden el Jueves Santo a las procesiones, la coincidencia con otros actos y las características del lugar solicitado", dijo ayer el vicealcalde, Manuel Cobo, que considera la convocatoria "una burla y una mofa de una confesión religiosa".

La delegada del Gobierno, Dolores Carrión, ha dicho esta mañana que antes de tomar una decisión ha solicitado un informe de la Abogacía del Estado "para mayor tranquilidad y seguridad de que se van a respetar todos los derechos". "Aún hay días de sobra", ha añadido Carrión, que ha asegurado que la resolución llegará antes del plazo legalmente establecido.

Desde la Asamblea Vecinal La Playa de Lavapiés aseguran que han sido "cuidadosos" a la hora de elegir el recorrido y el horario para "no interferir ni con la procesión de Jesús del gran Poder ni con la de Jesús el Pobre" y defienden su derecho a manifestar libremente su opinión. "No pretendemos atacar a las personas que tengan creencias religiosas, sean del tipo que sean", dicen en un comunicado.

Las asociaciones que se han adherido a la convocatoria vecinal se mantienen a la espera de que se tome una decisión, pero aseguran que se ha abierto una campaña contra ellos. El presidente de la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores, Luis Vega, explica que se trata de un acto lúdico, que esperan que se repita otros años, de crítica a la Iglesia católica como institución pero de respeto a todas las creencias religiosas.

Una procesión pagana convertida en tradición

- Procesión del Entierro de Genarín, en León: Se trata de un acto pagano que tributa a la figura de Genaro Blanco, un pellejero de profesión, amante de los prostíbulos y del orujo que falleció atropellado por un camión de la basura en la madrugada del Jueves Santo de 1929. Tras su muerte se fundó la Cofradía de Genarín y desde entonces, cada Jueves Santo, los cofrades se reúnen a las doce de la noche para caminar hasta el lugar en que Genaro fue atropellado, haciendo una parada obligada en los bares de la zona.

Más información