Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez envía a prisión al director porno acusado de prostituir a menores

Colombia reclama la extradición de Pablo Lapiedra por grabar películas con una chica de 16 años a la que reclutó en Medellín

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha ratificado hoy la orden de prisión que acordó la pasada semana para el director y productor de cine porno Pablo Lapiedra, detenido el pasado 17 de marzo en Barcelona acusado prostituir y grabar a menores colombianas en películas que vendía a través de sus páginas de Internet.

El magistrado ha adoptado esta decisión a la espera de que las autoridades colombianas -que reclaman la entrega de Lapiedra por ser las menores de ese país- remitan la documentación necesaria para formalizar la petición de extradición, para lo que cuentan con 30 días de plazo, han informado fuentes jurídicas.

En un auto hecho público este lunes, el magistrado destaca la "gravedad" del delito imputado a Lapiedra, ya que la pornografía con menores está sancionada en el Código Penal colombiano con penas de entre 8 y 12 años de cárcel. El tipo penal equivalente en España es el de pornografía infantil, castigado con 5 años de cárcel que puede alcanzar los nueve si el tribunal contempla carácter degradante o vejatorio en los hechos juzgados.

Riesgo de fuga

Ruz justifica el mantenimiento en prisión del imputado argumentando que, pese a que tiene nacionalidad española y arraigo familiar y laboral, también existe "un riesgo de sustracción a la actuación de la Justicia".

El juzgado de Instrucción número 22 de Barcelona decretó el pasado lunes el ingreso en prisión de Lapiedra después de que fuera detenido el pasado 17 de marzo en la capital catalana por agentes de la Brigada de Investigación Tecnológica del Cuerpo Nacional de Policía en cumplimiento de una orden librada por Interpol.

En su comparecencia ante Ruz, Lapiedra, de 36 años, ha negado su participación en los delitos que se le imputan, pero el juez considera que estas alegaciones "deberán ser objeto de oportuno debate y deliberación" cuando comience a tramitarse el procedimiento de extradición, momento en el que el acusado será conducido de nuevo ante él para preguntarle si desea o no ser entregado a Colombia.

De negarse a la entrega, el juez dará traslado de la causa a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional para que en una vista examine si debe ser o no extraditado. No obstante, la última palabra, independientemente de lo que la Audiencia Nacional decida, corresponde siempre al Consejo de Ministros.

700 euros y falsas promesas

El arrestado es sospechoso de haber grabado vídeos pederastas utilizando a menores, a los que les falseaban su edad con documentación falsa para simular que eran mayores, según informó el Cuerpo Nacional de Policía. Los agentes rastrearon las grabaciones en colaboración con las autoridades de Colombia, país en el que se realizaron los vídeos, que fueron vendidos en todo el mundo a través de la red.

Las autoridades colombianas investigaban al director desde 2008, después de que el rector de un instituto de Medellín interpusiera una denuncia porque una alumna aparecía en un vídeo pornográfico. Tras seguir la pista de esta grabación llegaron hasta Lapiedra y su mujer, que trabaja como 'pornstar'. Después constataron que ambos residen en Madrid y que ella aparecía en algunas de las filmaciones.

Una de las supuestas víctimas explicó en su declaración que grababan películas durante horas, desde las ocho de la mañana a las siete de la tarde, le pagaron 700 euros y que le aseguraron que los vídeos no se distribuirían en Colombia.