Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tabakalera toma cuerpo

El centro cultural ocupará casi la mitad de la antigua fábrica - Las obras de remodelación comenzarán el próximo 14 de abril

Otra vez Tabakalera, y otra vez en la foto el alcalde de San Sebastián, Odón Elorza; el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, y la consejera de Cultura, Blanca Urgell. La rueda de prensa de ayer, sin embargo, dista de la que las tres instituciones, socias en el proyecto, ofrecieron en mayo de 2010 para confirmar que la crisis hacía tambalear uno de las principales apuestas en la cultura de la ciudad, del territorio, en definitiva, de Euskadi. Con otros dos protagonistas, Jon y Naiara Montero, los arquitectos responsables del proyecto, desgranaron en qué se va a convertir la antigua fábrica de tabacos.

El Proyecto de Ejecución para la Renovación de Tabakalera cuenta con un presupuesto de 70 millones de euros ?primero fueron 90 millones y luego 75?, de los que 53 se destinarán a las obras de reforma. El futuro centro internacional de cultura contemporánea abrirá sus puertas en 2015, como puntualizó su gerente, Miriam Anitua.

La Filmoteca tendrá 1.900 metros cuadrados y el Etxepare, otros 570 más

El proyecto definitivo descarta un auditorio y ajusta las salas de exposiciones

Antes habrá que acondicionar un edificio de grandes proporciones. Las instalaciones, distribuidas en cuatro plantas, tendrán una superficie de 36.200 metros cuadrados, de los que cerca de la mitad (16.320) albergarán el proyecto cultural directamente ligado a Tabakalera. La Filmoteca Vasca contará con 1.900 metros cuadrados y el Instituto Etxepare, con otros 570.

A ello se sumarán otras zonas, como las dedicadas a la restauración, los servicios o lo que ambos arquitectos han denominado "calle" (4.800 metros cuadrados). Estas serán "unos recorridos que, de forma diagonal, permitirán recorrer los espacios más significativos de Tabakalera", apuntó Jon Montero, uniendo el concepto además con el lema Tres en raya, con el que ganaron el concurso convocado.

El sótano albergará un patio de acceso, el vestíbulo principal, el TBKafé y un plató. La planta baja contará con salas de exposiciones, además de otra de cine con 450 asientos. En el primer piso se instalará la mediateca; en el segundo, los espacios destinados a oficinas y a otras instituciones (la Filmoteca y el Instituto), mientras que en el tercero, habrá varios espacios de producción y aulas. La cuarta planta recupera el uso público, como explicaron los arquitectos, con la instalación de un restaurante y una terraza panorámica.

La remodelación del proyecto ha obligado a los arquitectos a "redimensionar" algunos de los espacios diseñados. Así, se ha eliminado el auditorio previsto y se han ajustado las salas comunes y las destinadas a exposiciones. Tanto Elorza como Olano y Urgel, destacaron la importancia del proyecto como dinamizador cultural. El diputado general hizo una autocrítica al apuntar una de las razones por las que es necesaria Tabakalera: "No estamos dando la talla en la generación de contenidos culturales".