Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una iniciativa de Educación Responsable reduce la ansiedad de los escolares

La Fundación Botín propone crear una red de escuelas en Cantabria

El Programa Educación Responsable puesto en marcha hace cinco años por la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria y la Fundación Botín se está saldando con "mejoras significativas" entre los escolares que participan en la iniciativa, en el sentido de que presentan niveles de ansiedad más bajos que otros alumnos así como una mayor facilidad de comunicación y convivencia.

Estos aspectos redundan en otros de mayor trascendencia relacionados con algunos de los problemas más graves y difíciles de resolver en el sistema educativo, como la prevención del consumo de drogas, la disminución de los niveles de violencia, la reducción de síntomas asociados a la depresión infantil y juvenil y la mejora de la convivencia y de la relación alumno-profesor.

Así lo destacó el director general de la Fundación Botín, Íñigo Sáenz de Miera, que presentó recientemente, junto a la consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, los resultados del Programa de Educación Responsable, en el que participan cerca de 20.000 alumnos de 3 a 16 años y 900 docentes de un centenar de centros, tras una inversión de cinco millones de euros de la entidad privada.

Sáenz de Miera explicó que la fundación decidió evaluar el programa comparando estudiantes de los tres centros que participaban activamente en la iniciativa (el colegio Marcial Solana de Villaescusa, el IES Nuestra Señora de los Remedios en Guarnizo, y el colegio concertado Sagrado Corazones en Torrelavega) con escolares de otros tres centros. El resultado arroja "mejoras significativas" entre los primeros, mejoras que no solo afectan a la inteligencia emocional de los alumnos o a su habilidad para expresar sus ideas, sentimientos y defender sus derechos, sino que además repercuten en la mejora del clima escolar y del rendimiento académico.

Por ello, desde la fundación están "contentos" con los resultados obtenidos, por lo que no descartan reforzar la apuesta por el programa extendiéndolo a más centros educativos y crear una "red educativa responsable" compuesta por medio centenar de colegios. El programa Educación Responsable se aplica de forma intensiva en tres centros y la idea es ampliarlo primero a quince y luego a 50. La intención de la Fundación Botín de extender progresivamente este proyecto experimental al resto de centros con los que la institución trabaja en Cantabria, hasta formar una Red de Centros de Educación Responsable.