Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia de Jokin discrepa del fallo que exime de culpa a su instituto

El tío de Jokin, el joven de 14 años que se suicidó en Hondarribia (Guipúzcoa) en septiembre de 2004 tras ser víctima de acoso por parte de siete compañeros de instituto, afirmó ayer que la familia del fallecido no se encuentra "en absoluto" de acuerdo con la parte de la sentencia del Tribunal Superior vasco que exime a la consejería de Educación de responsabilidad en los hechos. El fallo considera que el equipo docente del instituto Talaia actuó de una forma "diligente".

La misma resolución condena a los padres de los siete acosadores a indemnizar económicamente con 10.000 euros por cada uno de ellos a la familia de Jokin.

Miguel Ángel Ceberio declaró que "si el acoso y las agresiones se produjeron dentro del recinto escolar y ahora no se deriva ninguna consecuncia negativa para el Departamento de Educación, parece que no ha incurrido en ningún tipo de culpa, en ningún estamento escolar". "Yo creo que los padres de los alumnos en cualquier centro escolar deberán echarse a temblar", agregó en declaraciones a Efe. A su entender, con esta sentencia "parece que en ningún caso se deriva responsabilidad para el centro escolar" respecto "a todo lo que pueda ocurrir dentro de sus límites".

Celaá, satisfecha

El tío de Jokin indicó que la familia desconoce aún si recurrirá la sentencia ante el Tribunal Supremo, porque antes quieren estudiarla a fondo. En todo caso, recordó que el reglamento de organización y funcionamiento escolar establece que "los centros de educación secundaria son responsables de los alumnos matriculados durante toda la jornada escolar". Y se preguntó "dónde queda el deber de custodia y vigilancia" del instituto en este caso.

De su lado, la consejera de Educación, Isabel Celaá, se mostró satisfecha con la sentencia del alto tribunal vasco porque supone que "el centro actuó de una manera adecuada". Celaá consideró "tremendamente dura y horrorosa" la muerte del joven guipuzcoano y confió en que sentencias como esta "sirvan para hacer que la escuela trabaje mucho más en la prevención".

En cuanto a la condena a los padres de los siete chicos, Ceberio aclaró que tras ser condenados por la vía penal y ser menores "automáticamente se deriva la responsabilidad civil para sus padres".