Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba inaugura el año Internacional de la Química en el centenario del segundo Nobel de Marie Curie

El presidente de la Real Sociedad Española de Química pide un pacto de Estado por la ciencia

Toda la actualidad científica en la sección de EL PAÍS

Alfredo Pérez Rubalcaba, vicepresidente primero del Gobierno, ha inaugurado el año Internacional de la Química, en un acto celebrado en la sede del CSIC en Madrid, con una defensa del gran impacto social de esta disciplina científica que es la suya de formación. El objetivo de este año internacional, convocado por la Unesco con el lema Química: nuestra vida, nuestro futuro, es "dar a conocer la indispensable contribución de esta ciencia a la mejora de la sostenibilidad de nuestros modos de vida y para resolver los problemas globales y esenciales de la humanidad, como la alimentación, el agua, la salud, la energía o el transporte". Además, hace ahora cien años que la científica Marie Curie recibió su segundo Premio Nobel, por lo que el papel de la mujer en la ciencia y la necesidad de incrementar su presencia han resaltado en los discursos. Junto a Rubalcaba han presidido el acto los ministros de Ciencia e Innovación (Cristina Garmendia) y Educación (Ángel Gabilondo), junto al presidente del CSIC Rafael Rodrigo.

La química acompaña al hombre "desde la cuna hasta la tumba", ha señalado Rubalcaba, "desde la esterilización del hospital en que nace, hasta los sedantes que acompañan al ser humano para paliar el dolor al final de su vida". El vicepresidente se ha presentado, con orgullo y sentido del humor, en su doble condición de químico y político, seguro de ser el único en el auditorio "perteneciente a los dos gremios". Incluso ha trazado paralelismos entre fenómenos de la naturaleza, de la ciencia, como la termodinámica o el principio de incertidumbre de Heisenberg y las cosas de la política.

El vicepresidente primero del Gobierno ha entregado al químico Avelino Corma la Medalla de Oro de la Década de la Investigación e Innovación en Química 2001-2010. También ha estampado unos sobres conmemorativos con el nuevo sello del Año de la Química que ha emitido Correos, de 35 céntimos de euros, con la imagen de Marie Curie.

El acto ha estado marcado en todas las intervenciones por la defensa de una disciplina, la química, que a veces es percibida negativamente por la sociedad (desde desastres provocados por empresas del sector como los de Seveso o Bhopal, hasta la falsa identificación de "natural igual a bueno" y "químico igual a malo"), ignorándose los abundantes y constantes beneficios que esta ciencia y su aplicación aporta al bienestar social. Soluciones medioambientales, en fármacos, en avances energéticos, en nuevos materiales, etcétera, han llegado y llegan de mano de la química, han resaltado los oradores.

El año Internacional de la Química supone "una espléndida ocasión para tratar de transmitir a la opinión pública informaciones que aumenten su interés por la química, un campo de la ciencia fundamental para el bienestar de la sociedad", ha dicho Rodrigo. Además, ha recordado la oportunidad de resaltar la figura de la Marie Curie y el papel de las mujeres en la ciencia de excelencia.

"La química es un arma cargada de futuro", ha dicho Luis Oro, presidente de la Asociación Europea de Ciencias Químicas y Moleculares, "de un brillante futuro". La química es una disciplina en la que los científicos españoles destacan, ha recordado, situándose en el séptimo lugar del mundo por el número de publicaciones, mientras que España, contando todas las áreas, está en puesto noveno. Y genera el 10% del producto industrial del país, ha señalado Oro.

No ha faltado alguna alusión reivindicativa en el acto. Nazario Martín, presidente de la Real Sociedad Española de Química, tras resaltar "la relación directa existente entre ciencia, tecnología, bienestar y progreso" y destacar el "avance espectacular" experimentado por al ciencia española en las últimas tres décadas, ha reclamado "un pacto de estado, un pacto por la ciencia que implique no solo a Gobierno, oposición y otras instituciones del Estado, sino también a la sociedad en su conjunto". Martín ha hablado de una auténtica revolución química en el futuro y ha recordado que la ciencia de calidad es cara. "La investigación científica en España está seriamente amenazada por al crisis", ha advertido. "las cifras de los fondos destinados a financiar los proyectos de I+D, las becas y los contratos de investigadores, incluidas las convocatorias del Plan Nacional, eje de la actividad científica española de excelencia, no pueden ni deben reducirse sustancialmente".

A continuación Garmendia ha aludido a estas reivindicaciones, recordando la difícil situación económica de España y afirmando que, pese a ello, "la ciencia ha mantenido sus capacidades pese a la crisis". en cuanto a la química, ha señalado que es una de las áreas "que generan mayor número de patentes y colaboración con la industria.

Gabilondo por su parte se ha extendido sobre la importancia de la química, "una de las disciplinas con mayor impacto potencial social", ha resaltado sus aplicaciones industriales de todo tipo y su papel en el avance hacia un modelo económico basado en el conocimiento, y ha recordado que es necesario hacer que "la ciencia sea ilusionante para los estudiantes".

Más información

  • El presidente de la Real Sociedad Española de Química pide un pacto de Estado por la ciencia