Tabakalera reduce su talla

El presupuesto para remodelar el centro bajará de 75 a 70 millones - Las obras comenzarán en abril de 2011 y concluirán en 2015

Han pasado casi siete meses desde que las instituciones que gestionan Tabakalera,el futuro Centro Internacional de Cultura Contemporánea de San Sebastián, se diesen un plazo para replantear el proyecto y abaratar los costes de su obra y mantenimiento. Más de medio año después, Tabakalera vuelve a arrancar.

Tras el consejo de ayer, las tres partes implicadas —Gobierno vasco, Diputación de Guipúzcoa y Ayuntamiento de San Sebastián— explicaron las nuevas líneas de un proyecto cuyo presupuesto de obra se ha reducido de 75 a 70 millones de euros, dispone de 1.081 metros cuadrados menos de servicios generales y espacios para la exhibición y se mantiene a la espera de encontar un nuevo socio que permita aligerar los costes.

El gasto de mantenimiento anual será muy inferior a los 15 millones previstos
"No hemos sabido comunicar la importancia de Tabakalera", asegura Olano

Sin embargo, "Tabakalera está viva", dijo la consejera de Cultura, Blanca Urgell. En principio, lo hace con el mismo corazón que latía en el proyecto inicial: Arteleku como centro de cultura audiovisual y la unidad de cine de Donostia Kultura. El músculo volverá a funcionar de la mano de un nuevo director, que se nombrará en los próximos días. Las obras comenzarán con la demolición del edificio el próximo abril y hasta que concluyan en 2015, la actividad se desarrollará en Arteleku.

A lo largo del próximo año también está previsto vincular a Tabakalera con el nuevo Museo San Telmo. Además, se mantiene la intención de trasladar alk centro la Filmoteca Vasca y el Instituto Etxepare.

En la negociación de los Presupuestos Generales para 2011, el PNV logró siete millones de euros que servirán para reducir la carga de las inversiones. El gasto institucional, en un principio, se distribuirá equitativamente entre la Diputación, Gobierno y Ayuntamiento por un total de 70 millones de euros hasta 2015.

A partir de ese momento, aún no ha quedado definido el gasto de mantenimiento anual. La cantidad, de cualquier manera, se distanciará mucho de los 15 millones (cinco por institución) previstos en un primer momento. "La cantidad se alejará de largo de lo que se dijo", apuntó el alcalde donostiarra, Odón Elorza.

Tabakalera clama por un nuevo socio con el que aflojar la soga que le asfixia por la crisis económica y que comparta a partes iguales los gastos. Mientras, se han liberado 5.564 metros cuadrados más que en el proyecto inicial para ponerlos a disposición de actividades que permitan una cierta información. La creación de una Escuela Superior de Medios, propuesta por Elorza, aún está por concretar.

Parte del trabajo institucional en estos meses pivotará sobre la explicación de un proyecto tal vez no tan asimilable por parte del público. "Los responsables públicos no hemos sabido comunicar la importancia de Tabakalera", mantuvo el diputado general guipuzcoano, Markel Olano, quien consideró la antigua fábrica de tabacos "la apuesta más importante de largo" entre las inversiones culturales en la provincia.

De izquierda a derecha, el alcalde Elorza, la consejera Urgell y el diputado general Olano, ayer en Tabakalera.
De izquierda a derecha, el alcalde Elorza, la consejera Urgell y el diputado general Olano, ayer en Tabakalera.JAVIER HERNÁNDEZ
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS