Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mayor satélite espía de la historia ya está en órbita

EE UU lanza el NROL-32 con la misión de dar apoyo a la defensa nacional

El Ejército estadounidense ha lanzado el mayor satélite espía del mundo. Se sabe que el NROL-32 es un satélite geoestacionario cuya misión es dar apoyo a la defensa nacional, pero pocos detalles más han trascendido puesto que se trata de una operación secreta. Eso sí, para hacerse una idea de su tamaño, el satélite ha viajado en el cohete Delta IV, el más potente del mundo para vuelos no tripulados actualmente en servicio, con 72 metros de altura y un empuje de 907 toneladas.

El satélite lleva una gran antena colectiva útil para el espionaje electrónico, que lo convierte en el mayor de los satélites puestos en órbita. El NROL-32 fue enviado con éxito a las 5.58 de la mañana (hora local) el domingo desde la base aérea militar de Cabo Cañaveral en un cohete Delta IV, informó la United Launch Alliance (ULA) en un comunicado. Se trata del cuarto lanzamiento de un Delta IV Heavy, el cohete con mayor capacidad de carga útil actualmente en servicio. "El lanzamiento es la culminación de años de duro trabajo y dedicación entre la NRO, Air Force y la United Launch Alliance", afirma en el mismo documento Jim Sponnick, uno de los vicepresidentes de ULA. "ULA está orgullosa de de dar apoyo a la NRO ya que protege la seguridad de nuestra nación", prosigue.

En un discurso pronunciado en septiembre el director de la Oficina Nacional de Reconocimiento (NRO) Bruce Carlson ya adelantó que el Delta IV llevaría este otoño "el satélite más grande del mundo", que según algunos análisis tendrá la misión de controlar las actividades de los países considerados no aliados por los Estados Unidos. La NRO es una de las 16 agencias de inteligencia que tiene Estados Unidos y su principal misión es mantenerse al tanto de las últimas tecnologías espaciales y "vigilar desde arriba".

Según indica en su página en Internet, se encarga de diseñar, construir y operar los satélites de reconocimiento estadounidenses y de facilitar los servicios de inteligencia por satélite que necesiten la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Departamento de Defensa. "Esta misión ayudará a asegurar que los recursos vitales del NRO sigan reforzando nuestra defensa nacional", señaló el general de brigada Ed Wilson, encargado del lanzamiento.