Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telemadrid denuncia a la policía la filtración de las declaraciones del tertuliano

Considera que se ha hecho una "uso ilegítimo" de las imágenes para "causar daño" a la cadena.- Aguirre vuelve a defender a Sostres: "Estaría muerta si reproducen cualquier conversación privada mía"

La directora general de Telemadrid, Isabel Linares, ha anunciado que denunciará ante la policía la grabación conocida ayer en la que que el tertuliano Salvador Sostres realiza las polémicas declaraciones sexuales y racistas "por si fueran constitutivas de delito al ser una utilización ilegítima de unas imágenes con el objetivo de causar daño". Al término de su comparecencia en la Comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda de la Asamblea de Madrid, Linares ha asegurado que "los comentarios se producen antes de comenzar la emisión del programa y a micrófono cerrado", al contrario de lo que sostenía ayer el comité de empresa, para quien Sostres "sabía que tenía el micrófono puesto" y que le estaban "grabando" y no puede escudarse en que fuera una conversación privada ya que se produjo "ante un grupo de niños". Según la nota que emitió ayer el comité, la grabación se produjo durante la pausa publicitaria del programa Alto y claro del pasado día 10.

"Es una conversación privada que se produce antes. No es en una pausa publicitaria sino cuando se están todavía sentando y preparando el inicio del espacio", ha subrayado Linares, quien ha optado por no dar su "opinión privada" sobre las declaraciones soeces sobre "jovencitas de 17 o 18 años en su punto mágico de tensión sexual" de Sostres por ser, también, "privadas". Se trata de un paso más en la línea de defensa que inició ayer la cadena, al anunciar que no iba a juzgar conversaciones privadas y que iba a poner en marcha una investigación para averiguar quién es el responsable de la filtración. Por su parte, el portavoz de Izquierda Unida en la comisión, Antero Ruiz, ha pedido a la directora de Telemadrid que aparte al tertuliano de los programas de este canal y el portavoz del PSOE en la comisión, Adolfo Piñedo, ha manifestado que Telemadrid se está convirtiendo en un "casino de señoritos" y en "una herramienta propagandística al servicio de Aguirre". Desde el Grupo Popular, el portavoz de la comisión, Pedro Muñoz, ha respondido a Piñedo que hace poco ha podido leer "declaraciones muy parecidas" del secretario general del PSM, Tomás Gómez, sobre la ex portavoz del PP en Parla, Rosario Carrasco. "Él debe ser también un señorito de casino", ha añadido.

Pajín: "Es absolutamente deleznable"

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, en respuesta a la propuesta de Esperanza Aguirre de eliminar el Ministerio de Sanidad, le ha pedido que acabe con los comentarios "absolutamente deleznables" contra las mujeres que se vierten en Telemadrid. También la secretaria de Estado de Igualdad, Bibiana Aído, se ha manifestado al respecto, y ha comentado que un tertuliano que hace comentarios machistas y xenófobos "no puede trabajar en una televisión pública".

Por su parte, Mercedes de la Merced, la presidenta de la Confederación Nacional de Mujeres en Igualdad y ex ministra del PP, también ha dado su opinión: "Cada uno puede pensar lo que quiera y hacer lo que quiera en su vida, faltaría más, pero cuando uno está en un medio de comunicación debe, cuanto menos, guardar las formas".

"Absolutamente rechazables y condenables"

El incidente también ha llegado a la Asamblea de Madrid, donde ha sido censurado por PSE e IU. La portavoz socialista en la Cámara, Maru Menéndez, ha considerado que son unas palabras "inaceptables" y ha reclamado al PP que manifieste "su rechazo" a unas declaraciones que son "absolutamente rechazables, condenables y no pueden formar parte de un medio público". No se está hablando de literatura ni de conversaciones privadas, "estamos hablando de lo que tiene que ser una posición del Gobierno de Aguirre de real compromiso por la igualdad". Por su parte, el portavoz adjunto de IU Miguel Reneses ha considerado "impresentable" lo sucedido, pero ha indicado que "no es la primera vez" que ocurren sucesos de este tipo. Por ello, ha opinado que hay que "replantearse en general este tipo de programación y los personajes que están interviniendo en Telemadrid" porque no es un caso aislado. A su juicio, "se suma al sectarismo con el que Telemadrid viene actuando en la mayoría de los programas". Sin embargo, el portavoz del PP, David Pérez, ha criticado que el PSOE sea tan sensible para unas cosas y no para otras, y ha destacado que es una conversación privada que no fue emitida por Telemadrid. Pérez ha criticado que se trate de "imágenes robadas" de una "conversación privada", algo que considera "muy grave", y sobre lo que habrá que pedir responsabilidades, ya que los ciudadanos tienen derecho a que no se graben sus conversaciones privadas.

Apartar a Sostres de Telemadrid sería propio de "una caza de brujas"

El vicepresidente y portavoz del Gobierno de la comunidad, Ignacio González, ha asegurado en la Asamblea que "no comparte" las afirmaciones que hizo el tertuliano de Alto y Claro y también ha defendido que fueron hechas con carácter privado, ya que no hubiera "consentido" que las hubiera hecho en público. "Ni Sánchez Dragó ni Sostres han dicho eso al público. En ningún caso hubiéramos consentido que pudieran hacer eso al publico", ha aseverado González, en alusión a los comentarios proclives al sexo con menores de ambos colaboradores de Telemadrid.

Ignacio González ha argumentado que apartar a este contertulio de la televisión madrileña sería "propio de la Alemania nazi" o de una "caza brujas", y ha insistido en que esa no es su "forma de entender el pluralismo". Así respondía el vicepresidente al diputado socialista Juan Antonio Ruiz-Castillo, que ha opinado que los comentarios de Sostres hubieran merecido una "condena explícita" del Gobierno regional y una "actuación contundente" de la dirección de Radio Televisión Madrid.

El vicepresidente ha retado a la oposición a "decir una sola vez que en la que alguien haya dicho algo que vulnere ningún principio constitucional en un programa de Telemadid". También ha tirado de archivo para leer las palabras pronunciadas en abierto hace unos años por Pepe Rubianes en TV3 -"A mí la unidad de España me suda la polla por delante y por detrás..."- y ha recordado que la televisión catalana "se negó a pedir excusas" y que los socialistas participaron en una manifestación con el lema "todos somos Rubianes".

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha defendido a Sostres por segunda vez en menos de 24 horas. Aguirre ha insistido en que las declaraciones formaban parte de "una conversación privada", a pesar de que se realizaron en un plató ante la presentadora del espacio, otros tres tertulianos y niños de tres colegios. Llevándolo al terreno personal, la presidenta madrileña ha dicho que estaría "muerta" si reprodujeran "cualquier conversación privada" suya. Efectivamente, un micrófono abierto ya ha pillado a Aguirre en un renuncio en varias ocasiones. "Hemos tenido suerte de darle un puesto a IU y quitárselo al hijoputa", dijo la presidenta el pasado enero en referencia al reparto de puestos en Caja Madrid. En el mismo acto público, celebrado en las faldas del monte de la Maliciosa (Becerril de la Sierra), también se la grabó llamando "puta mierda" al monumento que iba a inaugurar. En junio, confesó a Rajoy haber "dicho barbaridades" sobre la política económica del Gobierno cuando pensaba que no se la oía.

Al ser preguntada por este asunto en una entrevista concedida a RNE, Aguirre ha reconocido que la cadena pública "siempre está envuelta en alguna polémica" y ha aseverado que "la última se refiere a una conversación privada", argumento que usa el propio Salvador Sostres para defenderse. Lejos de pedir perdón o de retractarse, el tertuliano y columnista de El Mundo calificó ayer en la web de ese periódico de "atropello" e "indecencia" que alguien en Telemadrid haya dado a conocer una "conversación privada". Aguirre también le ha copiado otro de sus argumentos: el de que no sabía que había niños delante. Según la presidenta, "cuando se está fuera de antena, en el plató, no le oye ni el que está allí". "No me había fijado en que estaban. Para empezar, no los veía por los focos", dijo Sostres ayer.

En su blog, el tertuliano añadió: "Era una conversación privada, jocosa y privada, en el tono libre en que se tienen las conversaciones privadas, en las que se supone que tenemos derecho a expresarnos como nos venga en gana". El Defensor del Menor, a quien no le parece relevante que se haya filtrado o que la conversación sea pública o privada, ya que el responsable es quien hace las declaraciones y cosas así no deben decirse ni en privado, ha anunciado una investigación sobre lo ocurrido. Por su parte, el Comité de Empresa consideró en una nota que no se puede seguir "pagando con dinero público a colaboradores que no respetan las mínimas normas éticas".