Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 80% de los españoles, partidarios de la custodia compartida

Una asociación de abuelos pide a los partidos políticos que sean sensibles y cambien el Código Civil

El 80% de la población española es partidaria de la custodia compartida entre el padre y la madre en los casos de separación o divorcio de sus hijos menores. El porcentaje alcanza el 89% en el conjunto del País Vasco y al 86% en el área metropolitana de Madrid.

Esos son los resultados de un estudio elaborado a partir de 2.000 mil encuestas a personas de entre 16 y 75 años realizado por el Instituto DYM por encargo de la Asociación de Abuelos Separados de sus Nietos que se ha presentado hoy en Barcelona.

La presidenta de esa asociación, Guadalupe de la Fuente, reclamó en el acto que los partidos sean sensibles a esta realidad y modifiquen el Código Civil al estilo de cómo lo ha hecho Aragón o lo prevén otras comunidades autónomas con Derecho civil propio. El Senado constituyó hace unas semanas una comisión para estudiar esa posibilidad.

Privar a los niños de la familia parterna

"Pedimos claridad a todos los grupos, porque los niños crecen y los abuelos se mueren con la pena de no haber tenido relación con ellos", ha explicado De la Fuente para referirse a la situación creada en la inmensa mayoría de rupturas de pareja, en el que se concede la custodia de los hijos a la madre (más del 90%). "Eso significa que a los niños no solo se les priva del padre, sino de toda la familia paterna. Yo soy afortunada, porque tengo un hijo y una hija, pero los que tienen solo hijos lo tienen crudo", ha asegurado la presidenta de la asociación.

De la Fuente también se ha posicionado en contra "del mal uso de la ley de violencia contra la mujer, no de la ley en sí" y ha denunciado la presentación de denuncias falsas por malos tratos, una realidad que se niega desde los organismos oficiales.

La encuesta realizada también revela que el 70% de la población considera que ese tipo de denuncias existen, algo que comparten también dos de cada tres mujeres encuestadas. Y es que la presentación de una denuncia por malos tratos implica que en cuestión de tres días el hombre ha de abonar el domicilio familiar, abonar una pensión de alimentos para los hijos que quedan con la madre y, en muchos casos, una orden de alejamiento que le impedirá seguir viendo a los menores.