Reportaje:

Celebración entre sabios

El Donostia Physics Center abre los actos de su décimo aniversario - Etxenike: "Solo se aprende ciencia con los que la hacen bien"

El Donostia International Physics Center (DIPC) comenzó en el Kursaal la celebración de su décimo cumpleaños, que se celebrará durante esta semana en San Sebastián con el ciclo Passion for knowledge ("Pasión por el conocimiento") y en el que la guinda la pondrán diez premios Nobel y otros dos príncipes de Asturias con sus conferencias de temática científica.

Los encargados de dar ayer la bienvenida a todos los asistentes fueron el presidente del DIPC, Pedro Miguel Etxenike, y la consejera de Educación, Isabel Celaá. El primero destacó que una sociedad científicamente informada se halla más preparada para encarar "responsablemente" el futuro. "Solamente se puede aprender a hacer ciencia haciéndola junto a los que la hacen bien", recordó ante un auditorio abarrotado. Por ello, el ciclo de ponencias comenzó ayer con sendas conferencias a cargo del premio Príncipe de Asturias de Investigación Técnica y Científica de 2008, Robert Langer, y del Nobel de Química de 2004, Aaron Ciechanover.

Celaá destaca que el futuro depende de "la capacidad de atraer el talento"
El ciclo dedicado al conocimiento se extenderá a lo largo de toda la semana

A ellos les seguirán a lo largo de toda esta semana, entre muchos otros, el premio Príncipe de Asturias de 2006 en el mismo apartado, Juan Ignacio Cirac; los nobeles de Química de 1981, 1986, 1987, 1991 y 2009 (Roald Hoffmann, Dudley Herschbach, Jean-Marie Lehn, Richard Ernst y Ada Yonath, respectivamente) y los premios Nobel de Física de 1986, 1997, 2004 y 2005: Heinrich Rohrer, Claude Cohen-Tennoudji, Frank Wilczek y Theodor Hänch, también respectivamente.

Celaá felicitó al centro científico y de investigación donostiarra por su décimo aniversario y mostró su satisfacción por todo lo que ha realizado, pero instó a no caer en la "autocomplacencia", y a que esta celebración sirva para hallar la "mejor manera de abordar los retos que plantea el futuro" en una época de crisis.

La consejera advirtió de que "en un país que ha llegado tarde al mundo de la ciencia" no se puede reducir la inversión destinada al respecto. "Las sociedades que caigan en esa tentación lastrarán su futuro de forma inexorable", abundó.

Celaá incidió en la obligación de "encender la chispa de la ciencia en los jóvenes" y recordó que su departamento está tratando de "conectar y estimular" a los jóvenes universitarios con la ciencia. Y recordó que "un país pequeño no puede depender solo de la formación", por lo que consideró que el futuro depende de "la capacidad de atraer y retener el talento".

[El alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, homenajeó ayer a los patronos privados del DIPC ?Kutxa, Naturgas, CAF, Telefónica y Mapfre? y resaltó las iniciativas de "vanguardia" impulsadas por las empresas vascas en los últimos años, pesea a la violencia].

El premio Nobel de Química de 1991, Richard Ernst (a la derecha, con una cámara de fotos), en el Kursaal. Junto a él, otros seis nobeles que participan en el aniversario del DIPC: de izquierda a derecha, Claude Cohen-Tannoudji, Heinrich Rohrer, Roald Hoffmann, Jean-Marie Lehn, Dudley Herschbach y Aaron Ciechanover.
El premio Nobel de Química de 1991, Richard Ernst (a la derecha, con una cámara de fotos), en el Kursaal. Junto a él, otros seis nobeles que participan en el aniversario del DIPC: de izquierda a derecha, Claude Cohen-Tannoudji, Heinrich Rohrer, Roald Hoffmann, Jean-Marie Lehn, Dudley Herschbach y Aaron Ciechanover.JAVIER HERNÁNDEZ
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS