Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa instala las tres cuartas partes de la energía fotovoltaica mundial

España es, tras Alemania, el segundo país por capacidad en el conjunto internacional, según un informe presentado hoy en Valencia

Las células fotovoltaicas instaladas en todo el mundo generaron el año pasado un volumen máximo de electricidad de 7,4 gigavatios, de los que 5,8 corresponden a Europa, según un estudio elaborado por el Instituto de la Energía, del Centro Común de Investigación (Comisión Europea), presentado hoy en Valencia. En la UE, por tanto, se instalaron en 2009 más de las tres cuartas partes de los nuevos sistemas fotovoltaicos sumando un total acumulado (equipos nuevos más los ya existentes) de generación de electricidad fotovoltaica de 16 gigavatios, cerca del 70% del total mundial (22 gigavatios). Cada gigavatio de capacidad de generación de electricidad fotovoltaica puede abastecer a unos 250.000 hogares europeos durante un año.

El mayor crecimiento del sector se produjo el año pasado en Alemania (con una capacidad fotovoltaica acumulada de 9,8 gigavatios), país líder mundial por capacidad instalada acumulada, seguido por España, con 3,5. "Ambos países se benefician de la legislación en materia de energías renovables", señala dicho estudio, titulado Informe anual de la situación del sector fotovoltaico. En cuanto a crecimiento en 2009, el segundo país fue Italia, con 0,73 gigavatios y un una capacidad acumulada de 1,2, seguida de Japón, Estados unidos, República Checa y Bélgica.

En 2009, la UE aumentó su capacidad energética total en 27,5 gigavatios, de los que el 21% procedía del sector fotovoltaico: su crecimiento (5,8 gigavatios) fue superior al de 2008, (5,1 gigavatios).

En el apartado de tecnologías, el informe -presentado con ocasión de la XXV Conferencia Europea sobre Energía Solar y la V Conferencia Mundial sobre Conversión de Energía Fotovoltaica que se celebran en Valencia- señala que la de obleas de silicio sigue siendo la más utilizada en la fabricación de células fotovoltaicas, con un 80% de la cuota de mercado, mientras que la de película delgada, en aumento año tras año, se sitúa en 2009 entre el 16% y el 20%. La tecnología de concentración, que utiliza lentes para concentrar la luz solar en las células fotovoltaicas, "está creciendo a gran velocidad", dicen los especialistas del Instituto de la Energía, "si bien parte de niveles bajos". El informe, realizado a partir de una encuesta entre más de 300 empresas de todo el mundo, analiza el mercado fotovoltaico, la situación industrial y la investigación en el sector, centrándose en la Unión Europea, India, Japón, china, Taiwan y Estados Unidos.

"La combinación actual de las tecnologías fotovoltaicas presenta una base sólida de cara al crecimiento futuro del sector, ya que ninguna de ellas podrá satisfacer por sí sola las necesidades de todos los consumidores", señala un comunicado del Centro Común de Investigación acerca del informe. "Precisamente la variedad de estas tecnologías es una garantía contra los obstáculos en la implantación de la electricidad solar fotovoltaica en el caso de que surgieran limitaciones o impedimentos técnicos que obstaculizaran el desarrollo o la expansión de cualquier de ellas".

Un dato destacado de la situación de la fotovoltaica en 2009 es que los cambios que se aprecian en el mercado, "que ha pasado de estar centrado en la oferta a estarlo en la demanda, y el correspondiente exceso en la capacidad de producción de módulos solares, han provocado una drástica caída de los precios de casi el 50% en dos años, quedando el precio medio de venta por debajo de 1,5 euros por vatio".

En 2008 y 2009, muchas empresas del sector anunciaron la reducción o cancelación de sus planes de expansión de producción fotovoltaica en todo el mundo, pero el descenso "parece haber sido compensado por la aparición de nuevos productores, concretamente empresas de gran tamaño relacionadas con la energía o con los semiconductores". El mercado fotovoltaico se encuentra aún en estado incipiente. En la UE, solo el 0,4% de la electricidad total suministrada en 2009 procedió de fuentes de esta tecnología, mientras que a escala mundial el porcentaje es de apenas el 0,1%.

Subvenciones al mercado

Marie Donelly, directora del departamento de Eficiencia Energética de la Comisión Europea, ha puesto sobre la mesa en Valencia el debate que rodea la producción de energía solar fotovoltaica al defender las subvenciones al mercado para poder hacer frente a la competencia asiática. China se ha convertido en el mayor fabricante mundial de paneles solares y apenas los instala en su territorio. Exporta la inmensa mayoría de su producción. Rolanda Schenkel, director del Centro de Investigación de la Comisión Europea, ha defendido que la Unión Europea posee la mejor tecnología y los proyectos más ambiciosos en materia de energía solar, y ha sugerido que hay que "convencer" a los políticos de la necesidad de impulsar un sector que será rentable en breve plazo.

El vicepresidente de la Asociación de Industrias Fotovoltaicas Europeas, Winfried Hoffman, ha apuntado que el Gobierno chino es capaz de invertir billones de euros a medio plazo y bajo interés para desarrollar la tecnología fotovoltaica mientras que las empresas europeas son prisioneras de sus obligaciones financieras y de las reticencias de los grandes inversores a destinar fondos a un mercado que todavía depende de las subvenciones.

Por su parte, Bertrand Piccard, promotor del primer avión impulsado por energía solar, ha sentenciado gráficamente: "Si imputáramos el coste de la guerra de Irak al precio del petróleo, comprobaríamos lo barata que es la energía solar".

Más información

  • España es, tras Alemania, el segundo país por capacidad en el conjunto internacional