Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Gitanos de fiar" protestan frente a la embajada francesa de Bucarest

Desde el 19 de agosto Francia ha repatriado 700 gitanos a Rumanía

Seis palabras resumen bien las demandas de los gitanos rumanos: "Liberté, Egalité, Fraternité; Apa (agua), gaz, electricitate" dice una de las pancartas de la protesta exhibidas esta mañana frente a la Embajada francesa en Bucarest por los activistas rumanos que trabajan a favor de esta minoría, la más marginada (y odiada) de las que viven en el país. Poco más de un centenar de manifestantes, casi todos gitanos, casi todos varones, se han enfundado unas camisetas con el lema "rom pakivalo" (gitano de fiar) y se han plantado en la acera frente a la legación en un espacio limitado por vallas y custodiado por policías para condenar las expulsiones de rumanos y húngaros ordenada por Nicolas Sarkozy. "Stop a las expulsiones colectivas" era otro de los lemas. Francia ha repatriado a unos 700 gitanos a Rumania .

La marcha ha coincidido con una reunión de ministros del Interior que el Gobierno francés ha convocado en París. El ministerio español del ramo (como el británico o el belga) ha sido invitado. El rumano y el búlgaro, sin embargo, no. "La cumbre de la vergüenza", según otro de los carteles. Los organizadores de la protesta han condenado "la práctica increíble por parte de un país miembro de la UE de comprar con 300 euros la renuncia a una de las cuatro libertades fundamentales de la UE: el derecho a la libre circulación". La cifra es el dinero pagado por las autoridades francesas a cada adulto que aceptó ser repatriado, recibieron otros 100 por cada niño. "Si es un asunto europeo, ¿por qué no participan todos?", se preguntaba David Marc, de la Alianza Cívica para los Roma (como aquí denominan oficialmente a los gitanos), partidario de que la situación de los gitanos sea abordada en los órganos de la UE y no en reuniones extraordinarias de unos cuantos.

La mayoría de los rumanos presta poca o nula atención a la polémica sobre las deportaciones de gitanos desde Francia. Es un asunto que no les interesa, un tema que ha pasado sin pena ni gloria por la mayoría de la prensa local. La gran preocupación aquí es la tremenda crisis económica, la crisis social, cómo llegar a fin de mes.

Debate en Eskup sobre la situación de los gitanos en Europa