Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

No crecer no es una opción

El Festval busca cómo satisfacer la gran demanda del público - La muestra vitoriana defiende la televisión como elemento cultural

Nació siendo un festival pequeño y el público le demostró en su primera edición que quería más. Un año después, Festval, la muestra que Vitoria dedica a la televisión y la radio, alcanza su segunda edición haciendo esfuerzos para intensificar su programación en los seis días (entre el 31 de agosto y el 5 de septiembre) en los que la capital alavesa se inundará de cámaras, intérpretes de series y sabios de la radio y la televisión.

El responsable de la muestra, Joseba Fiestras, y el gerente de la Agencia de Revitalización del Casco Viejo de la ciudad, Gonzalo Arroita, presentaron ayer las actividades que se desarrollarán en torno a la almendra medieval, donde se concentrará buena parte del programa. El Palacio Villasuso acogerá por las mañanas los cónclaves en los que participarán Daniel Écija, creador de series como Médico de familia, Los Serrano o Siete vidas, y Mikel Lejarza, presidente de la Academia Internacional de la Televisión, entre otros. Su lema será "La televisión es cultura". No es para menos: como recordó Arroita, cada español dedica una media de dos horas y media diarias a la pequeña pantalla.

El Casco Antiguo concentrará buena parte de las actividades programadas

'El internado' estrenará el 4 de septiembre en el festival su última temporada

A lo largo del día, varios programas de televisión y radio se grabarán en las calles vitorianas. Por las noches, los monólogos de Paco Collado, Humberto Gutiérrez y Xabier Deltell tomarán las calles del Casco Antiguo. Deltell clausurará una visita nocturna con un monólogo, una actividad limitada a un máximo de 120 personas.

Limitado será también el aforo de los estrenos, una de las propuestas más demandadas, que han aumentado este año en número. Lo han hecho ante la imposibilidad de extenderlos a más público por las limitaciones de espacio y la negativa de las cadenas, que prefieren mostrar sus primicias a grupos reducidos. Así, si el pasado año las más jóvenes se peleaban por fotografiarse con los protagonistas de Física o química, este año lo harán con los de El internado, que el 4 de septiembre estrenarán su última temporada en Vitoria.

Al listado se suman Águila Roja, el estreno absoluto de Tierra de lobos, de Telecinco, y productos nuevos como El conquistador del Aconcagua, de ETB o El armario de Josie. Entre las series, un jarro de agua fría para los seguidores de los vampiros de True Blood. El maratón de la segunda temporada, previsto para el último día, ha sido cancelado por problemas con su productora. Entre las opciones para sustituirlo, se baraja conseguir el estreno de una serie internacional.

Qué sustituirá al intensivo de vampiros no será el único interrogante. Los organizadores de Festval adelantaron ayer de que habrá novedades. Todas ellas para completar una muestra que en su segundo año de vida ya mira al Auditorio de Vitoria para hacerse grande. Una vez en marcha, ya solo queda crecer.