Sanidad declara de nuevo como apta el agua de Cercedilla

La consejería había recomendado a mediados de mes no beber del grifo por los "riesgos para la salud" en esta localidad

La consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha vuelto a declarar apta el agua de abastecimiento de consumo humano del municipio de Cercedilla, según ha informado hoy el departamento. La dirección general de Ordenación e Inspección había recomendado no beber del grifo en este monumento el pasado 15 de julio, ni usarla para lavarse los dientes. Sanidad aseguraba que el agua de Cercedilla no cumplía los criterios sanitarios de calidad y que su consumo podía provocar trastornos gastrointestinales.

En concreto, en el agua de Cercedilla se encontraron microorganismos como escherichia coli (una bacteria que normalmente vive en el intestino y que causa buena parte de las infecciones de orina, pero que también puede provocar otro tipo de infecciones intestinales) y clostridium perfringens (otra bacteria que causa enfermedades) y bacterias coliformes, según Sanidad. Los análisis también encontraron que la concentración de cloro libre residual (sustancia que se usa en el tratamiento de potabilización) era superior a 1,5 microgramos por litro, cuando el real decreto establece que no debe superar un microgramo por litro.

Más información

El nuevo informe, con fecha de ayer, indica que "en el momento actual los parámetros controlados de la calidad del agua son tolerables y se han ido normalizando progresivamente respondiendo a las medidas correctoras aplicadas". Los parámetros que marcan si el agua es apta para el consumo humano o no están establecidos en el Real Decreto 140/2003. El nuevo informe, en cualquier caso, también recoge que se seguirán haciendo pruebas durante tres meses, para verificar que los resultados obtenidos se mantienen.

El municipio no recibe su agua del Canal de Isabel II, que abastece a una cincuentena de municipios de la región, sino que tiene su propio suministro. Por eso el problema no afectaba a otras localidades, según Sanidad.

No ha sido la primera vez que Sanidad declara no apta para el consumo el agua que se consume en Cercedilla, según explicó un experto sanitario. Suele ocurrir en verano y la causa es un depósito de agua muy antiguo en el que se embalsa el agua procedente de la presa. Los habitantes del pueblo están acostumbrados a comprar agua mineral cuando no se puede beber la del grifo, según el experto. Añadió que cuando sucede aumentan los casos de diarrea que se atienden en los consultorios de la zona.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50