Un agujero negro se escapa de su galaxia

La fusión de dos de estos objetos puede ser el origen del extraño fenómeno

Al comparar un mapa de fuentes brillantes de rayos X en el cielo con otro de galaxias, una joven estudiante de la Universidad de Utrech (Holanda) ha descubierto un extraño fenómeno: un agujero negro supermasivo, como los que suele haber en el centro de galaxias, parece que se está escapando, y a gran velocidad, de una de ellas. Estos agujeros negros pueden tener una masa equivalente a mil millones de soles, y la huida, o expulsión, de su galaxia, puede deberse a la fusión de dos agujeros negros menores.

Marianne Heida, para su proyecto de graduación en la Universidad de Utrech (Holanda) estaba comparando, en colaboración con un equipo internacional de astrónomos, un mapa de galaxias con un catálogo de fuentes de rayos X elaborado con el telescopio espacial Chandra. El objetivo era sacar las correlaciones posibles entre cientos de miles de fuentes de rayos X con la posición de millones de galaxias. Normalmente, cada galaxia tiene un agujero negro supermasivo en su centro y la materia que se va tragando el monstruo se calienta hasta el mundo de generar emisiones muy energéticas, en rayos X.

Más información
Los agujeros negros se 'encienden' cuando chocan las galaxias

Al fijarse en una galaxia concreta, Heida, bajo la supervisión del investigador Peter Jonker, se dio cuenta de que el punto de luz de rayos X, tan brillante que debía ser un agujero negro, estaba desviado del centro. El objeto parece estar siendo expulsado de la galaxia a gran velocidad. El hallazgo se presenta en la revista británica Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Los modelos teóricos sugieren que cuando se funden dos agujeros negros en uno, el resultante puede salir disparado, dependiendo de la dirección y velocidad de rotación de los dos previos. La investigación de este extraordinario fenómeno no ha hecho más que empezar, dicen los científicos, y el caso del primer agujero negro expulsado puede ser sólo la punta del iceberg. Heida afirma que ya tienen más objetos candidatos de este tipo: "Con el Chandra podremos realizar las mediciones precisas que necesitamos para identificar más y desvelar su naturaleza". Más adelante, con el planeado observatorio espacial Lisa, se podrían medir las ondas gravitacionales que deben emitirse en el proceso de fusión. Esto permitiría a los científicos saber si los agujeros negros en los centros galácticos son el resultado de fusiones de otros más pequeños, informa la Royal Astronómical Society.

Imagen, tomada con el Hubble, de la galaxia (centro  marcado con un círculo blanco), de la que posiblemente se está escapando un agujero negro (marcado en rojo).
Imagen, tomada con el Hubble, de la galaxia (centro marcado con un círculo blanco), de la que posiblemente se está escapando un agujero negro (marcado en rojo).STScI / NASA

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS