De romería a la ITV

78 días de huelga en Irún y Urnieta obligan a 40.000 guipuzcoanos a revisar sus coches fuera de la provincia - Pamplona se ve desbordada

Silvio y su mujer forman parte de los 40.000 guipuzcoanos qu se han visto obligados a desplazarse fuera de la provincia para pasar la ITV por la huelga que mantienen las estaciones de Urnieta e Irún, gestionadas por TüvRheinland, desde hace ya 78 días. Esta pareja de jubilados llega de San Sebastián y lleva dos horas en la cola de la ITV de Pamplona, a cargo de la empresa. "Es un faena trasladarse hasta aquí, pero si no, te la juegas. Si tienes un accidente el seguro no te cubre nada", se lamenta resignado Silvio, a quien ya le toca su turno.

Las colas resultan interminables y hay momentos en los que la desorganización provoca escenas como la de una mujer que pide que se le devuelva el dinero del trámite porque se le han colado un par de coches y se quiere ir. Los conductores reclaman organización para evitar el caos, ya que no existe cita previa.

Los clientes de Guipúzcoa son ya un 20% y las colas de dos horas
El conflicto entre la dirección y el Comité está estancado "con una difícil salida"

La buena noticia para muchos llega al pasar por caja; la factura resulta más barata que en Guipúzcoa: 29 euros por la pegatina de la ITV frente a casi 50. Mientras, los técnicos van de un lado a otro intentando calmar los ánimos. Trabajan los dos turnos completos y aún así, no dan abasto para hacer frente a la avalancha de inspecciones. De momento, no se ha planteado reforzar la plantilla.

Desde que comenzó la huelga en las estaciones guipuzcoanas el pasado 9 de diciembre para exigir el cumplimiento del convenio de 2007 y las revisiones salariales y de categorías, la de Pamplona ha cuadriplicado la clientela que le llega de Guipúzcoa, pasando de suponer un 5% del total a un 20%. La mayoría optan por Pamplona en vez de Bergara, único establecimiento operativo en Guipúzcoa (de la empresa Applus), por la rapidez de coger la autovía.

Cada día, más de cien coches que llegan desde Guipúzcoa. "Al principio, los clientes se ponen un poco nerviosos al ver tanta cola pero luego se tranquilizan", explica un empleado.

Los días con mayor afluencia suelen ser los lunes y, sobre todo, viernes y sábados. El tiempo medio de espera ascendía ayer a dos horas para una revisión de diez minutos. "No me imaginaba tanta gente", cuenta Miguel Ángel, un vecino de Pamplona, que de haberlo sabido se hubiese desplazado a Tudela.

El conflicto entre la dirección de TüvRheinland, gestora de las ITV en huelga, y el comité de empresa se encuentra estancado y con "una complicada salida", explica Mikel Martínez, representante de ELA.

"Desde la reunión del 8 de febrero, la dirección no ha presentado ningún texto en firme para el acuerdo. Nosotros hemos hecho movimientos con buena voluntad, pero la actitud de la empresa nos da entender que ellos no la tienen. A efectos económicos, nos separan del acuerdo sólo 40.000 euros, algo contradictorio cuando la empresa deja de ingresar 30.000 euros al día por la huelga", concluye Martínez.

Varios conductores aguardaban ayer en Pamplona su turno para pasar la ITV tras esperar colas de hasta dos horas.
Varios conductores aguardaban ayer en Pamplona su turno para pasar la ITV tras esperar colas de hasta dos horas.JESÚS URIARTE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS