Reportaje:

Un lustro a ciencia cierta

El Centro de Investigación CIC Biogune celebra su quinto aniversario.- Sus 120 profesionales desarrollan nuevas técnicas biomédicas

Los 120 científicos que trabajan en el Centro de Investigación Cooperativa en Biociencias (CIC Biogune) han publicado más de 120 artículos en revistas del nivel de Nature, han presentado nueve patentes, han impulsado la creación de cuatro empresas y han participado en 110 proyectos de investigación promovidos por la Diputación de Vizcaya y los gobiernos central y vasco. En sólo cinco años de andadura, los 20 laboratorios de esta institución han conseguido importantes avances teóricos y prácticos en el campo de la biomedicina.

Así, el descubrimiento de un sistema para diagnosticar en sangre la enfermedad del hígado graso dio pie a la creación de la empresa Owl Genomics. Otra compañía directamente relacionada con sus hallazgos científicos es Embryomics, cuyo objetivo es ahondar en la investigación de un procedimiento para detectar anomalías cromosómicas en embriones poco después de la fertilización in vitro del óvulo.

Ha presentado nueve patentes y ha impulsado la creación de cuatro empresas
La charla de un miembro del equipo que clonó a la oveja 'Dolly' centró el acto

Entre las patentes aptas para la comercialización obtenidas por el CIC Biogune se encuentra LifeSensors, una herramienta para "atrapar" proteínas implicadas directamente en el desarrollo del cáncer.

Plenamente integrado en la comunidad científica e importante polo de atracción de profesionales de todo el mundo -científicos de 15 nacionalidades trabajan con plena libertad de acción y medios de última generación-, el centro aspira a consolidarse durante el próximo lustro como "centro de investigación de excelencia" y "seguir sirviendo al entorno empresarial especializado en biotecnología", señala su director, José María Mato, ex presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y Premio Nacional de Investigación en Medicina.

Las instalaciones del CIC Biogune, que ocupan 8.300 metros cuadrados de superficie en el Parque Tecnológico de Zamudio, albergaron la celebración del quinto aniversario del centro, cuyo idioma oficial de trabajo es el inglés. El acto central fue la conferencia impartida por Angelika Schnieke, catedrática de Biotecnología Animal en la Universidad Técnica de Múnich.

La doctora Schnieke formó parte del equipo que clonó a la oveja Dolly en 1996 cuando trabajaba en la empresa PPL Therapeutics, en Edimburgo. De hecho, fue la segunda firmante del artículo sobre Dolly publicado en 1997 en Nature -el primero fue Ian Wilmut-.

El equipo que dirige Mato está compuesto por investigadores senior, estudiantes de doctorado y becarios. La mayoría, con edades que oscilan entre los 30 y los 45 años, son licenciados en Biología o Bioquímica. Dos tercios proceden de Euskadi y otras comunidades españolas. El resto son extranjeros de procedencias diversas -EEUU, Latinoamérica, Reino Unido, Corea y Rusia, entre otros-.

Angelika Schnieke y José María Mato charlan tras la conferencia ofrecida por la científica alemana.
Angelika Schnieke y José María Mato charlan tras la conferencia ofrecida por la científica alemana.TXETXU BERRUEZO
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS