Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montalbán responde al juez Serrano que "las denuncias falsas por maltrato son excepcionales"

El magistrado, que denunció ayer a la vocal del CGPJ, vincula los suicidios entre hombres con las rupturas con sus parejas

El titular del juzgado de familia número 7 de Sevilla, Francisco Serrano, quien criticó la ley contra la violencia de género y denunció ayer a la vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Inmaculada Montalbán por injurias, ha elevado el tono de sus argumentos. "Se pretende hacer ver que la ley es bienintencionada con unos principios magníficos pero los resultados no son satisfactorios. Se están produciendo situaciones de abuso; el lema debería ser 'no al maltrato', pero no al abuso, porque no todas las denuncias son maltrato", aseguró anoche el juez en una entrevista en la Cadena SER.

Inmaculada Montalbán ha afirmado esta mañana que esas declaraciones hacen "mucho daño" a las mujeres. "Pueden dar una idea de desconfianza con respecto a las mujeres que acuden a los juzgados; las denuncias falsas son excepcionales", ha señalado en una entrevista en la SER. Manifestaciones así provocan que "las mujeres se piensen si acudir a la justicia porque crean que no van a ser escuchadas o ser tachadas de falsas", ha lamentado Montalbán, que ha subrayado que "las mujeres deben saber que el sistema judicial funciona con normalidad y pueden y deben acudir para obtener protección". Montalbán ha indicado que hay datos y estudios muy serios que certifican que las denuncias falsas son un "mito". Así, ha puesto como ejemplo un trabajo del grupo de expertos magistrados del CGPJ, en el que "sólo una de 530 sentencias provinciales dedujo testimonio para averiguar si había denuncia falsa".

Serrano, que ha denunciado a Inmaculada Montalbán al sentirse "amedrentado" tras afirmar la vocal del CGPJ que las críticas del juez contra la ley carecían de rigor, dijo anoche que las estadísticas del INE sobre suicidios reflejan la "persecución" que viven los hombres ante la opinión pública cuando se producen rupturas entre parejas. "Los últimos datos de 2006 dicen que hay 3.260 casos de fallecimientos por suicidio. De ellos, 800 son mujeres y el resto hombres. Es sintomático que precisamente se multipliquen por dos y por tres los casos de hombres de entre 35 y 50 años, que es cuando se producen más situaciones de ruptura", argumentó Serrano. "Es muy triste que un niño se tenga que ver sin padre y sin madre porque mate a la madre y también se tenga que matar el padre después porque se suicide. Hay que evitar esas situaciones, pero sin medicina quirúrgica, porque si tengo un padrastro y me corto el brazo, no tengo padrastro pero tengo un brazo amputado", afirmó.

El juez, que aseguró el pasado 12 de diciembre que la ley estaba inspirada en la "dictadura del feminismo radical", apuntó en la SER que "no se puede castigar al hombre por el hecho de ser hombre". De acuerdo con sus datos, los estudios del Consejo General del Poder Judicial sobre casos de violencia de género se basan sólo en el 10% de los procedimientos que entran. "Sobre el otro 90%, muchos miles de asuntos quedan sobreseídos porque muchas veces esas denuncias están infundadas", explicó.

Inmaculada Montalbán ha subrayado esta mañana que la postura del magistrado carece de "rigor" y "fundamento", y denota "falta de conocimiento de las estadísticas judiciales y de las características del maltrato a la mujer", algo que ya reprochó a Serrano en un comunicado difundido dos días después -el 14 de diciembre- de las declaraciones de Serrano y que ha llevado a éste a interponer la denuncia. En ese comunicado, Montalbán criticaba la palabras del juez y estimaba que "lo más grave es que parece imputar ligereza o arbitrariedad a los jueces y magistrados que acordaron en su día las detenciones u otras medidas cautelares, lo que resulta especialmente inadmisible cuando es precisamente un juez quien hace estas afirmaciones".

"El comunicado de Montalbán no hace sino trasladar a la sociedad el reconocimiento institucional hacia el enorme esfuerzo y dedicación que los jueces españoles, en su conjunto, realizan en la erradicación de una lacra social, como la violencia de género, que nos deja en este año, una vez más, una importante cifra de mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas", dijo ayer el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género cerrando filas con su presidenta.