Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los directores de escuelas públicas piden cobrar un 40% más que los profesores

La Generalitat prepara un decreto sobre los equipos directivos

Los directores de escuelas públicas e institutos deben tener más poder y más sueldo. Así lo afirma la asociación de directivos de centros docentes Axia, que cree que ambas cosas deben actuar de estímulo para evitar lo que ocurre ahora: que más de la mitad de las plazas de dirección de los centros escolares (el 58%) sean designadas por la Generalitat por falta de candidatos. Para ello, Axia plantea que el sueldo de los directores de centros sea el 40% superior al del resto de los docentes. Ahora la diferencia es del 18%, según un documento de la asociación basado en datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La asociación de directivos de centros escolares entregó la semana pasada estas peticiones al secretario de Políticas Educativas de la Generalitat, Francesc Colomé, en un encuentro entre ambas partes. El encuentro es previo al decreto que quiere hacer la Generalitat sobre los equipos directivos, incardinado dentro de la mayor autonomía de las escuelas e institutos que también se quiere impulsar. Ambos cambios se derivan de la Ley de Educación de Cataluña, aprobada en julio por el Parlament y que debe ser desplegada a partir de ahora.

Axia plantea que la función más importante debe ser "el liderazgo pedagógico, una dirección que estimula, coordina y orienta los procesos de enseñanza-aprendizaje, de forma que su principal misión es la mejora de la calidad educativa del alumnado". Y añade: "Este liderazgo no debe ser impuesto, pero requiere una relación profesional con el profesorado, superando la tradición dirección-compañero". Y todo ello, además de "las funciones administrativas clásicas" de los directores. Sobre la rendición de cuentas de los equipos directivos, Axia defiende que la dirección rinda cuentas ante el consejo escolar y la Administración, pero sólo debe evaluarle ésta última.