Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En los colegios privados hay más 'bullying', según una experta

La psicóloga Cristina del Barrio señala que los países con más rendimiento académico son los que más combaten la violencia escolar

Los problemas de la delincuencia juvenil, tanto en el ámbito familiar como el escolar, se están debatiendo esta semana en un seminario de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander. Cristina del Barrio, profesora de Psicología del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Madrid, ha afirmado esta mañana, respecto al bullying, que "donde hay más maltrato en nuestro país, en todas las comunidades autónomas, es en las escuelas privadas". Esto se debe, según la psicóloga, a que este tipo de centros son los que más buscan un determinado tipo de individuo, por lo que hay mayor competitividad.

"Los países que figuran con un mayor rendimiento académico y salidas profesionales son los países que se han tomado en serio que también el comportamiento social y las relaciones de convivencia es algo que permite que lo otro también se dé", ha dicho Barrio, en referencia a países como Holanda o Finlandia, "consideran que la educación de una persona y su crecimiento personal tienen que ver tanto con el desarrollo de los conocimientos como con maneras de tener el poder que sean legítimas".

El bulling y la violencia de los adolescentes contra los padres son problemas que, a juicio de Vicente Garrido, psicólogo criminalista de la Universidad de Valencia, se están "extendiendo". Garrido ha hablado sobre las fronteras entre una adolescencia difícil y la existencia de un verdadero problema para el que se deben tomar medidas: "la cronicidad del comportamiento, que no actúen por una determinada circunstancia sino que haya un patrón de acoso, de amenaza y de violencia", por un lado, y que "aparezcan de manera importante en la preadolescencia, a los 12 o 13 años, aunque puede haber algunos indicadores a una edad más temprana, como una falta de implicación afectiva o un comportamiento cruel", ha afirmado el experto, aunque ha insistido en que cada caso es diferente.

Sobre las medidas que deben tomarse en estos casos, Garrido ha insistido en la importancia de que los padres "recuperen su figura de padres", ya que muchas veces el comportamiento de los hijos conduce a los padres a "una situación psicológica de bloqueo", que ha comparado con la situación de las mujeres maltratadas, "que no son conscientes hasta qué punto está siendo anormal su comportamiento". Porque "la familia no es una democracia", ha afirmado Garrido, que se encuentra envuelto en un programa pionero del Gobierno cántabro para trabajar con este tipo de jóvenes.