Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amnistía Internacional denuncia que en España "el racismo es invisible" y no se computa

El director de la sección española del organismo sostiene que la Administración no documenta oficialmente los incidentes racistas y xenófobos

San Lorenzo de El Escorial

El director de la sección española de Amnistía Internacional, Esteban Beltrán, ha denunciado este lunes que en España "el racismo es invisible" y que "no se documentan oficialmente" los incidentes xenófobos que se producen en el país. Beltrán ha hecho estas declaraciones en los Cursos de Verano de la Universidad Complutense en San Lorenzo de El Escorial, donde ha inaugurado el encuentro Dignidad y Derechos Humanos. Lucha contra la Impunidad y la Pobreza.

El director de la organización protectora de los Derechos Humanos alertó de que España "es uno de los únicos cinco países de la Unión Europea" que no dejan constancia oficial de los incidentes racistas y xenófobos que se producen en el ámbito de las escuelas, los lugares de ocio y las comisarías. Según explicó, la última vez que España informó a la Agencia Europea de Derechos Fundamentales, que se ocupa de esta cuestión, se contabilizaron oficialmente entre diez y doce casos de racismo, mientras que el Gobierno británico hablaba de 55.000 incidentes racistas.

España "es uno de los únicos cinco países de la UE" que no dejan constancia oficial de los incidentes racistas y xenófobos en las escuelas, los lugares de ocio y las comisarías

Beltrán insiste en que "las políticas de inmigración de los sucesivos Gobiernos españoles has sido vulneratorias de Derechos Humanos y muy mal situadas en materia de racismo y xenofobia". A su juicio, el esfuerzo que se ha hecho desde la Administración ha sido el control fronterizo y no la integración. En este sentido, puso como ejemplo el caso de Mauritania, donde Amnistía Internacional ha documentado cómo las autoridades maltratan a los inmigrantes que quieren viajar a España y cómo existe una colaboración estrecha entre el Gobierno español y el mauritano para impedir la salida de los inmigrantes.

En cuanto a la crisis económica, quiso dejar constancia de la relación de este fenómeno con la inmigración. Según comentó, en momentos de recesión económica el número de inmigrantes disminuye, pero las sociedades se vuelven más ofensivas, con mayores brotes de racismo y xenofobia.

Petición a De la Vega

Por último, Beltrán se ha referido al viaje a Suramérica de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y ha informado de que Amnistía Internacional ha remitido una carta a De la Vega para que tenga en cuenta una agenda de Derechos Humanos en su viaje, sobre todo en Paraguay y en Colombia. En Paraguay, para que su gobierno readmita las sentencias de la Cumbre Interoamericana que desalojó a la fuerza a los indígenas. En el caso de Colombia, que sufre un conflicto armado, para que haga una declaración pública a favor de los defensores de los Derechos Humanos que sufren el acoso de los paramilitares de la guerrilla y del propio Gobierno colombano.