La enfermera se ofreció a alimentar a Ryan

La joven tendría que haber estado supervisada en todo momento

La enfermera del Gregorio Marañón que cuidaba de Ryan se ofreció voluntariamente a alimentar al bebé por vía intravenosa porque sus compañeras estaban atendiendo una urgencia. Este trabajo debía hacerlo una auxiliar pero lo dejó para asistir a otro neonato muy grave en la misma sala que apenas tiene 20 metros. Es la conclusión del informe que ha elaborado la Comunidad de Madrid sobre la muerte del pequeño Ryan.AGENCIA ATLAS

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50