Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jiménez anuncia la compra de 3 millones de antivirales contra la nueva gripe

Adquirirá 37 millones de dosis de la vacuna contra el H1N1.- Supondrá una inversión gubernamental de unos 300 millones de euros

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ha anunciado hoy que el Gobierno ha decidido comprar tres millones de dosis más de oseltamivir, el tratamiento antiviral comercializado por Roche como Tamiflú, y 37 millones de dosis de vacunas a las farmacéuticas Novartis y GlaxoSmitKline (GSK), que estarán listas en octubre, aunque aún no se sabe cuándo se podrá comenzar a vacunar.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la primera a la que Jiménez acude como titular de Sanidad, la ministra ha explicado que los tres millones de dosis van a reforzar la reserva estratégica con la que actualmente cuenta el Gobierno -de unas 500.000 dosis-, ya que el resto de estos tratamientos comprados en 2006, unos 10 millones, están ahora en manos de las autonomías. Según ha dicho, esta nueva reserva de Tamiflu se compra "en previsión de un pico de contagio alto para los meses de otoño e invierno" y su precio podría estar entre los 40 y los 50 millones de euros, aunque está por precisar, ya que Sanidad está en estos momentos negociando esta operación con la compañía.

Respecto a la compra de vacunas, Jiménez ha dicho que Sanidad acaba de llegar a un acuerdo, que se firmará la próxima semana, con Novartis y GlaxoSmithline (GSK) para comprar 37 millones de dosis de vacuna, ya que cada persona necesitará recibir dos dosis. Unos 27 millones irán a las comunidades autónomas y otros 10 millones se quedarán en la reserva del Gobierno central. En concreto, el Gobierno comprará a Novartis 22 millones de dosis y a GKS 14 millones. La inversión total en vacunas que realizará el Ejecutivo serán 266 millones de euros que, como se acordó en el Consejo Interterritorial del pasado 3 de junio, serán adquiridas por el Gobierno de forma centralizada, adelantando un pago del que después se harán cargo las autonomías, ya que son sus competencias.

Por otra parte, en su informe de situación, la ministra ha informado al consejo de que en España se han contabilizado hasta ahora 969 casos y dos fallecimientos: el primero el pasado 30 de junio en Madrid, de una joven embarazada de 20 años, y el último en la tarde de ayer en Canarias, de un hombre de 41 años. "A nivel mundial, hay más de 94.000 casos confirmados y 429 fallecimientos", ha detallado.

Reuniones para preparar otoño

Ha anunciado que el próximo 13 de julio se celebrará un encuentro en el Ministerio de Sanidad y Política Social para hacer una revisión exhaustiva de la situación y planificar las acciones para los próximos meses. También se han previsto otras reuniones para los próximos días 31 de julio, 13 y 31 de agosto. Además, que el 14 de agosto se reunirá el Comité Ejecutivo Nacional para la prevención, el control y el seguimiento de la evolución epidemiológica del virus de la gripe "para revisar y poner a punto todas las acciones previstas antes del inicio del otoño".

Asimismo, ha notificado que el próximo 22 de julio celebrará una reunión extraordinaria sobre gripe el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para garantizar que los servicios sanitarios tienen activados los planes de contingencia para un eventual incremento de la demanda asistencial.

Recomendaciones

Ha notificado también que continuarán los encuentros semanales del Subcomité de Respuesta a la Emergencia que estará especialmente activo para garantizar la planificación de los servicios sanitarios y del Comité Científico, que realizará en las próximas dos semanas diversas recomendaciones de actuaciones clínicas y de laboratorio. De cara a la ciudadanía, Jiménez ha anunciado que Sanidad lanzará una campaña informativa con recomendaciones sobre prevención y tratamiento de la gripe A, de cara al posible aumento de contagios que pueda registrarse en los próximos meses.

Del mismo modo, el ministerio comenzará a proteger a familiares de pacientes con patologías respiratorias o cardiopatías de base, parte del grupo de riesgo inicialmente definido, por si entran en contacto con el virus. En este sentido, la ministra ha recomendado a los ciudadanos no restringir sus movimientos ni su actividad habitual por causa de la gripe, ya que el virus está en estos momentos "circulando por todo el mundo". Ha dicho que el Gobierno tampoco va a tomar este tipo de medidas, porque "no hay razones clínicas ni epidemiológicas", para ello.