Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal acusa a un profesor de la Universidad de Barcelona de acoso sexual a una subordinada

La denunciante asegura que perjudicó su carrera profesional por negarse a mantener relaciones con él

La Fiscalía ha pedido penas de multa e inhabilitación para un catedrático de Economía de la Universidad de Barcelona (UB) acusado de haber acosado sexualmente a una profesora interina, a la que presuntamente perjudicó en su carrera profesional como represalia por haberse negado a mantener relaciones con él.

En su escrito de calificación, el fiscal acusa al catedrático Manuel A., director del Departamento de Econometría, Estadística y Economía Española de la UB, de un delito de acoso sexual por el que le pide una multa de 3.500 euros e inhabilitación de un año para el ejercicio de su cargo. Alternativamente, el ministerio público califica los hechos de un delito contra la integridad moral por el que solicita una pena de un año de prisión y dos de inhabilitación para Manuel A., quien hace unos años fue también decano de la Facultad de Economía de la UB. El profesor, que será juzgado en los próximos meses, podría ser condenado hasta a tres años y medio de prisión y 13 de inhabilitación si prospera la petición de la acusación particular ejercida por la denunciante, Maria Angels Felipe, que le imputa también otro delito de prevaricación.

Según la conclusiones provisionales del fiscal, el catedrático dirigió la tesis doctoral de Felipe entre los años 1997 y 2000, cuando ella era profesora interina del departamento, y en ese periodo "la presionó para que accediera a sus favores sexuales, llegándole a decir que si no cambiaba de actitud la violaría". Ante la negativa de la denunciante a acceder a sus pretensiones, el procesado, "como represalia, con ánimo de perjudicarla profesionalmente y aprovechando el cargo que ostentaba en la universidad", la conminó a dejar su puesto como profesora interina y a trabajar como becaria, con el sueldo reducido una tercera parte.

Dada esa situación, Maria Angels Felipe dejó la universidad, se fue a trabajar en julio de 1999 a una empresa privada y trató de presentar su tesis doctoral en la Universidad de Girona. Sin embargo, "con el propósito de seguir impidiendo a la señora Felipe su ascenso profesional", según el fiscal, el imputado envió una carta a la Universidad de Girona en la que advertía de que su tesis no había sido admitida en la UB por no reunir los mínimos exigibles en la contribución original de la autora.

Ante ese nuevo obstáculo, la denunciante decidió presentar de nuevo su tesis en la UB, pero, "a partir de ese momento, el acusado llevó a cabo todo tipo de impedimentos para que la tesis de la señora Felipe no llegara a buen fin", añade el escrito de Fiscalía. El 15 de marzo de 2004, el mismo día en que estaba programada la lectura de la tesis, el acusado suspendió el acto exigiendo la aportación de un dictamen que estudiara su originalidad, lo que supuso para la denuncante "una situación gravemente humillante" en el momento en que debía defender su trabajo "con asistencia de público y de profesionales reconocidos en el sector".

Maria Angels Felipe, que finalmente acabó desistiendo de su doctorado, ha intentado sin éxito varias veces que la Universidad de Barcelona abriera un expediente al catedrático, en la última ocasión cuando la juez instructora mandó a juicio al imputado, pero el rectorado se ha negado a hacerlo hasta que se dicte sentencia. No obstante, fuentes de la UB han asegurado que en los archivos de la asesoría jurídica del centro no consta ninguna queja formal de Maria Angels Felipe contra Manuel A., pese a que la denunciante guarda el resguardo de sus reclamaciones, por lo que no se ha iniciado trámite alguno para investigar los hechos.

Al juzgado número 14 de Barcelona, que instruyó la causa contra el catedrático, llegó una denuncia de otra ex profesora de la UB que relataba hechos similares a los sufridos por Felipe, aunque el presunto acoso sexual ha prescrito ya porque se remonta a 1994 y el caso se ha archivado. Esa profesora declarará como testigo en el juicio que se celebre en un juzgado penal de Barcelona contra el profesor.