Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El abogado de Carcaño renuncia a defenderlo

El letrado abandona tras las diferentes versiones del presunto asesino.- El joven confiesa ahora que él y un amigo violaron a Marta.- La policía halla en una alcantarilla la navaja que, según su relato, usaron para amenazar a la chica antes de estrangularla

El abogado de Miguel Carcaño, el presunto asesino de Marta del Castillo, ha renunciado a defender al joven tras cambiar éste varias veces la versión de lo que sucedió aquel día, según han informado fuentes del despacho del letrado. Carcaño ha rectificado en los últimos días sus declaraciones iniciales. Anoche mismo, en su última entrevista con el juez confesó que tanto él como el menor de 15 años implicado en el caso, Javier G., alias El Cuco, violaron a la chica antes de que la adolescente de 17 años muriera estrangulada. Carcaño mantiene que en la muerte de la joven sevillana tienen responsabilidad tanto él como su amigo Javier. Además, el lunes se desdijo sobre el lugar donde se deshicieron del cadáver, lo que obligó a suspender la búsqueda del cuerpo en el Guadalquivir para rastrear el vertedero donde se depositan los residuos urbanos de Sevilla.

Las enredosas declaraciones ante el juez que han espantado a su abogado tuvieron anoche el último capítulo, cuando Carcaño confesó entre las 22.30 y las 00.30 horas la violación de la muchacha por su parte y por parte de su amigo. Tras la confesión, Miguel parecía tranquilo y aliviado, y miró por primera vez al juez a los ojos, según fuentes del caso. En total, el presunto asesino ofreció tres versiones distintas a lo largo del día, por lo que las citadas fuentes mantienen una gran cautela.

Miguel Carcaño insistió en que se deshicieron del cuerpo en un contenedor de basura. Para ello utilizaron una silla de ruedas que era de su madre, ya fallecida, y cubrieron el cadáver con unas bolsas de basura. Este relato, que los investigadores toman con todas las reservas, se aproxima al testimonio de uno de los vecinos del inmueble que declaró en su día que vio cómo Carcaño salía del piso con dicha silla de ruedas.

Por otro lado, la policía ha encontrado en una alcantarilla frente a la casa de Miguel una navaja modelo mariposa. El hallazgo se ha producido esta mañana durante el nuevo registro de la zona y es fruto de la misma declaración de Carcaño, quien aseguró que utilizaron el arma para amedrentar a Marta. Según Carcaño, el propietario de la navaja es El Cuco, aunque reconoció que fue él quien la arrojó a la mencionada alcantarilla.

Prosigue la búsqueda

La búsqueda del cadáver de Marta del Castillo prosigue en el vertedero de Montemarta Cónica, en Alcalá de Guadaíra, donde se arrojan todos los residuos urbanos de Sevilla. El giro en el dispositivo que dirige el juez Francisco de Asís Molina se produjo ayer tras el cambio en su declaración de Carcaño.

Carcaño, que en un principio confesó haber asesinado a la joven, ahora culpa del hecho al único menor investigado Javier G., de 15 años. Además, el pasado lunes aseguró que se habían deshecho del cuerpo de Marta en un contenedor de basura en lugar de en el río, tal y como había dicho en un primer momento.

La nueva versión de Miguel obligó a repetir la reconstrucción de los hechos en su casa, hasta donde la policía llevó un maniquí y una silla de ruedas como la que usaba su madre y en la que, asegura ahora, transportaron el cuerpo de la chica hasta el contenedor más próximo a la vivienda de la calle León XIII de Sevilla. Los investigadores recuerdan que las pruebas de ADN inculpan al menor y Miguel en la escena del crimen.

Al vertedero donde ahora se busca el cuerpo de Marta, que se encuentra a 28 kilómetros de la capital andaluza, llegan cada día unas 1.300 toneladas, por lo que en los más de 50 días que han transcurrido desde que desapareció la joven, esta planta ha recibido casi 68.000 toneladas de basura, según informaron ayer los responsables del servicio de recogida, por lo que las esperanzas de encontrar los restos de Marta son mínimas de confirmarse la nueva versión de los hechos.

Antonio del Castillo, el padre de Marta, ha asegurado que, conociendo los antecedentes violentos de Miguel, "cuando se cabreaba", tiene más credibilidad la primera versión del acusado, por lo que no confía en su nueva declaración, ya que es más fácil para él "echarle la culpa al menor". En referencia a El Cuco, ha asegurado: "No tiene ni metro y medio, mi hija le sacaba dos cuartos". El padre sostiene que con el cambio de declaraciones, que ha calificado de "enredo", "están protegiendo a alguien", y que teniendo un coche en la puerta de la casa le cuesta creer que los presuntos responsables se arriesgaran a llevar el cuerpo de Marta a un contenedor de basura.