Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los expertos auguran una primavera "complicada" para los alérgicos al polen

Las abundantes lluvias del otoño la situarán como una de las tres "más intensas" de los 10 últimos años

Los alérgicos al polen vivirán este año una de las tres primaveras más "complicadas" del último decenio, a causa de las abundantes lluvias caídas durante el pasado otoño en España, según el pronóstico de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic).

Estos expertos prevén que las concentraciones de polen de gramíneas superen los 5.100 granos por metro cúbico de aire, frente a los 4.000 registrados el año pasado, según afirmó en rueda de prensa Javier Subiza, coordinador del Comité de Alergología de la Seaic, quien explicó que a partir de los 5.000 granos por metro cúbico, puede hablarse de "primavera intensa" para los afectados.

Las gramíneas producen el tipo de polen más alérgeno durante la primavera, si bien existen también alergias al plátano de sombra, al olivo y al ciprés, aunque en este último caso, se da sobre todo en enero y febrero.

Los especialistas basan sus predicciones en las lluvias del otoño, pero advierten de que la situación podría cambiar si los meses de mayo y junio, la época peor para los alérgicos, fueran "atípicos", es decir, "excesivamente calurosos o excesivamente lluviosos".

En cualquier caso, piden a los afectados que tomen la medicación preventiva y que acudan al especialista para que les controle el tratamiento.

Según la Seaic, las enfermedades alérgicas más frecuentes son la rinitis (la sufre alrededor del 25% de la población) y el asma (entre el cinco y el diez por ciento de los españoles), seguidas de las intolerancias a medicamentos.

Con respecto a las alergias primaverales, el doctor Subiza indicó que se dan, sobre todo, en Extremadura, en la región centro de España y en el norte de Andalucía y que afectan cada vez a más personas y de edades más amplias.

Así, si en 1956 las sufría sólo el 0,4% de la población, actualmente las padecen entre el 20 y el 25% de los ciudadanos, ya sean adultos jóvenes (los que más), niños o ancianos.

Este aumento se debe, principalmente, al exceso de higiene durante la infancia, que hace "más perezoso" al sistema inmunológico, y a los elevados niveles de contaminazión atmosférica (especialmente por partículas de diésel), sobre todo en las ciudades, donde ensucian el polen y lo hacen más agresivo para los alérgicos.

Por último, el presidente de la Seaic, Tomás Chivato, subrayó que en España faltan alergólogos, si bien no en todas las comunidades por igual. De este modo, mientras Madrid, La Rioja o Navarra sí cuentan con suficientes especialistas, Baleares no tiene "ni uno sólo en la Sanidad pública", pese a que se recomienda un especialista por cada 50.000 habitantes. En Canarias y Cataluña hay también "un déficit importante", concluyó.