Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cenicero delató a Miguel

La policía halló restos de sangre en la chaqueta donde escondió el arma del crimen

El ansia de Miguel por deshacerse el cenicero en el río y esconderlo en su chaqueta fue lo que le delató. La policía detuvo a Miguel. Él incriminó a Samuel y éste al "cuco", el menor, que delató al hermano de Miguel. La policía cree que todo ocurre entre las ocho y media y las diez y media de la noche. El móvil no lo desvela por respeto a la familia y aclara que Marta fue a la casa engañada. La policía ha vigilado a los cuatro desde el dia siguiente a la desaparición de Marta. De los teléfonos intervenidos se sabe que Miguel y Samuel no dijeron nada incriminatorio pero miguel y su hermno sí. Hay pruebas científicas irrefutables: la sangre en el suelo y en la colcha a pesar de que limpiaron. El hermano de Miguel, aunque diga que no participó, hay restos de sangre en su ropas. Y faltan pruebas biológicas y falta el cuerpo. El lugar donde los arrojaron es en lo único que coinciden las declaraciones.
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >