Facua detecta diferencias de hasta un 395% en las tarifas del agua

La organización de consumidores reclama una directiva común para todas las comunidades y el cumplimiento del ciclo integral del agua

Un estudio realizado por la organización Facua-Consumidores en Acción ha detectado diferencias de hasta el 395% en las tarifas del suministro domiciliario de agua de 28 ciudades españolas. Por ello, FACUA ha exigido a los ayuntamientos la participación de las asociaciones de consumidores en el diseño de las tarifas y la implantación del ciclo integral del agua, ya que una de las principales carencias en numerosos municipios es la falta de depuración.

Ambas reivindicaciones están entre las principales directrices de la Directiva Marco del Agua, aprobada en 2000 y que entra en vigor en su totalidad en 2015. Las tarifas son bastante diferentes en función de la ciudad. Por ejemplo, el consumo mensual de 10 m3 supone en Castellón 4,79 euros o 6,49 euros, en función de si el contador tiene un calibre de 13 o 15 milímetros, respectivamente. La cifra contrasta con los 18,72 euros que cobran en Murcia con un contador de de 13 y los 32,11 que alcanza en Alicante si es de 15 mm. Y en el caso de que la familia consuma 20 m3, las diferencias llegan hasta el 386%, suponiendo una variación en la factura de hasta 468,00 euros al año.

Norma con derechos y obligaciones

Ante esta disparidad, la organización demanda al Gobierno una norma que aclare los derechos y obligaciones de los suministradores y usuarios. Entre otros, los procedimientos para la aprobación de las tarifas, las indemnizaciones si se producen cortes del suministro por motivos que no respondan a fuerza mayor o acciones de terceros, la periodicidad de lectura de los contadores y de facturación, las condiciones de presión y caudal mínimas exigibles por los usuarios, los procedimientos y requisitos para las bajas en el servicio, los conceptos incluidos en las facturas y los sistemas para la resolución de las reclamaciones.

La asociación también reivindica la obligación de que las empresas cuenten con teléfonos gratuitos y oficinas para la atención a los usuarios y señala la necesidad de que estén adheridas al Sistema Arbitral de Consumo. Facua explica que se trata del único suministro doméstico sin una norma de este estilo, con la excepción de Andalucía. En esta comunidad, existe un reglamento de los años noventa, que, según el portavoz de la FACUA-Consumidores en Acción, debería renovarse. En el resto de España, la competencia es municipal, de manera que los ayuntamientos otorgan las concesiones del servicio a empresas públicas, privadas o mixtas.

El exceso de consumo

Sobre las tarifas, la organización de consumidores ha advertido, sin embargo, de que no siempre una tarifa muy baja es algo positivo y una muy alta, algo negativo. La organización explica que resulta necesario que las suministradoras apliquen tarifas progresivas que penalicen lo consumido en exceso, algo que no ocurre en todos los casos.

FACUA augura subidas significativas en el precio del agua hasta el año 2015, cuando habrá de cumplirse la normativa europea que, entre otras exigencias, determina el establecimiento del ciclo integral del agua, pero ha pedido que, a la hora de afrontar estas inversiones, se aplique el principio de solidaridad territorial.

Lo más visto en...

Top 50