Reportaje:

El hijo bueno del 'Dr. muerte'

Un descendiente del médico nazi Aribert Heim quiere darlo por muerto para donar su herencia millonaria a un fondo sobre el Holocausto

Aribert Heim era conocido como el Dr. Muerte en el campo de concentración de Mathausen, donde trabajó durante unos meses como médico voluntario de las SS en 1941. Al igual que su colega Mengele, El Ángel de la muerte, hiciera en Auschwitz, Heim se dedicó a torturar a los presos judíos y a experimentar distintas formas de asesinato médico con sus cobayas humanas. Al término de la guerra, fue arrestado por los soldados de EE UU y puesto en libertad por razones desconocidas.

Trabajó como ginecólogo en Alemania hasta que un colaborador le alertó en 1962 de que la policía austriaca le buscaba. Lleva en paradero desconocido desde entonces. Todavía hoy es buscado por el centro caza-nazis Simon Wiesenthal, que sospecha que el ya nonagenario criminal de guerra se esconde en el sur de Chile.

Más información

Uno de los hijos de Heim, Rüdiger Heim, también médico, anunció ayer que está trabajando con su abogado para que su padre sea dado por muerto o desaparecido y, de este modo, obtener acceso a sus cuentas bancarias en Suiza, que albergan por lo menos 1,2 millones de euros y otras inversiones a nombre del médico de las SS. Afirma que su intención es donar este dinero a un fondo de documentación sobre el campo de Mathausen.

La maniobra puede no resultar tan sencilla, ya que los movimientos recientes desde esa cuenta en hacen sospechar que Heim padre sigue vivo. En los últimos cinco años, fueron retirados 300.000 euros de la cuenta y enviados a Dinamarca y España, donde vive otro de los hijos del fugitivo. El estado alemán ofrece una recompensa de 150.000 euros por cualquier información que conduzca a su arresto y el austriaco, 50.000 dólares (33.000 euros).

La familia ha negado cualquier contacto con el médico nazi desde su huída en 1962. Sólo citan dos notas que encontraron en su buzón en las que decía escuetamente "Me va bien". El investigador del Simón Wiesenthal, Efraim Zuroff, de 59 años, está covencido de que Heim se esconde en Chile. Durante un viaje de dos semanas a la región, Zuroff afirma haber entrado en contacto con al menos cuatro personas que habían visto a Heim en los 45 días anteriores y sospecha que la familia ha mentido. El investigador trabaja en el marco de la operación Última Oportunidad de su centro, tratando de capturar a los últimos criminales de guerra nazis.

El cazanazis Efraim Zuroff muestra una fotografía del criminal Aribert Heim.
El cazanazis Efraim Zuroff muestra una fotografía del criminal Aribert Heim.EPA

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50