Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El pulmón herido

Las tierras de cultivo comen territorio al Amazonas, que se deforesta rápidamente

Vista de satélite de la región oriental del Amazonas
Vista de satélite de la región oriental del Amazonas ESA

Este es un fresco preocupante. La imagen muestra el contraste entre la selva tropical amazónica (las zonas verde oscuro), las crecientes zonas de cultivo (los patrones con franjas claras y oscuras), y los terrenos, antes partes de la jungla, destinados a la agricultura (partes verde claro). Esta fotografía de la cuenca amazónica en el estado de Pará, en Brasil, muestra cómo uno de los mayores pulmones de la Tierra pierde terreno.

Esta región del este de la jungla, es regada por los ríos Amazonas (que no se aprecia en la imagen) y Pará, cuyo sedimento color café puede apreciarse en la parte superior derecha de la fotografía. Los brazos oscuros de agua que corren justo por debajo del Pará son los ríos Tocantins, que corren por más de 2.500 kilómetros del sur al norte del país.

Las selvas tropicales son destruidas, a nivel mundial, a una velocidad alarmante. Hay gran preocupación, debido a que estas grandes zonas verdes juegan un papel muy importante en el clima global, y porque sirven de casa a casi la mitad de las especies de plantas, animales e insectos del mundo. A diferencia de otros ecosistemas del planeta, estas regiones tienen muchas dificultades para reponerse de la tala inmoderada. Los científicos han comprobado que los suelos del Amazonas no son adecuados para la explotación agraria a largo plazo.

Brasil es uno de los países que se han dado cuenta del problema, y ha llamado al resto de los países amazónicos a trabajar juntos para explotar los recursos naturales de la selva de una forma sostenible, y acabar con la muerte del ecosistema. Ecologistas e indios de la región han colaborado para ir aumentando el mercado de productos como nueces, pigmentos, frutas y aceites, y restar la demanda de la madera.

Esta imagen del satélite Envisat fue captada con el Espectrómetro de Imágenes de Resolución Media (MERIS en sus siglas en inglés). ELPAÍS.com publica cada jueves una nueva foto enviada por la Agencia Espacial Europea (ESA). Así, los lectores pueden contemplar las mejores imágenes del planeta azul desde el espacio gracias a la red de satélites europeos.

El Amazonas

La extensión de la selva tropical del Amazonas es de unos 5.5 millones de kilómetros cuadrados. La mayor parte de ese territorio se encuentra en Brasil, aunque la región se extiende por otros ocho países (Perú, Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Suriname, Guyana y Guyana Francesa). Hasta la fecha los científicos han dado cuenta de 40.000 especies de plantas, 3.000 peces, 1.294 aves, 427 mamíferos, 428 anfibios, y 378 reptiles. En nueve años, de 1991 a 2000, se deforestaron 587.000 kilómetros cuadrados (un poco más del territorio total de España). A pesar de que se han comenzado a tomar medidas, el ritmo sigue sin decaer. En los primeros últimos meses de 2007, un área de 3.200 kilómetros cuadrados desaparecieron del pulmón del mundo.

Más información