Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Japón no logra contener el suicidio

El número de suicidios en 2007 aumenta casi un 3% respecto a 2006 pese a la campaña emprendida por el Gobierno

Japón sigue siendo el segundo país del mundo, por detrás de Rusia, con un mayor índice de suicidios. 33.093 personas se quitaron la vida en 2007, un 2,9% más que en 2006, y fue el segundo año con un mayor número de suicidios, por detrás de 2003, cuando se contabilizaron 34.427. Son los datos divulgados hoy por la Agencia Nacional de Policía nipona. El colectivo más afectado es el de los jubilados y la causa más frecuente es la depresión.

Se calcula que unos 6.060 japoneses, el 18% de los suicidios del pasado año, fueron inducidos por esa enfermedad, ha manifestado Eric Sumano, profesor de Psicología de la Universidad de Sophia en Tokio.

El estudio indica que los problemas de salud (5.240 casos) y las deudas con prestamistas (1.973 casos) son otros de los principales motivos que llevaron al suicidio.

Por edades, los suicidios de japoneses de 60 años o más aumentaron un 8,9% hasta alcanzar un récord de 12.107, seguidos de gente de entre 50 y 59 años (7.046) y los de 40 a 49 años (5.096).

Vacío existencial

Los suicidios de gente joven, de 19 años o menores, descendieron, sin embargo, un 12%, hasta los 548 casos.

Según el informe, los jóvenes de esas edades se quitaron la vida en la mayoría de los casos por acoso escolar o por problemas con sus amigos. Sumano ha recordado que en Japón están los hikkikomori, o jóvenes que se recluyen en sus habitaciones porque no pueden seguir el ritmo acelerado y competitivo de la sociedad japonesa, y ha destacado que las familias niponas "no son tan grandes como antes", lo que dificulta que "los jóvenes compartan sus sentimientos". "Las relaciones entre jóvenes han cambiado, son peores que antes porque son más superficiales", ha apuntado Sumano, que ha indicado que la gente de entre 20 y 30 años "no parece encontrar una motivación significativa para seguir con su vida".

Los hombres sumaron el 71% del total de casos de suicidios en 2007.

El estudio indica que el 57,4% del total de fallecidos, 18.990, eran personas sin trabajo. Eric Sumano ha explicado que muchos jubilados se suicidan "porque se han pasado la mayor parte de su vida trabajando y no saben qué hacer cuando lo dejan".

Con el fin de prevenir que la gente se quitara la vida, el pasado año el Gobierno japonés editó una guía con consejos, con la que espera reducir el número de suicidios en más de un 20% hasta 2016.

En Japón, que ostenta el segundo puesto en índice de suicidios detrás de Rusia, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cifra de suicidios quintuplica anualmente la de fallecidos en carretera y es la sexta causa de muerte.

Crece el uso del sulfuro de hidrógeno

El informe de la Agencia Nacional de Policía de Japón también constata un aumento del número de suicidios cometidos con gas de sulfuro de hidrógeno, cuyo uso para estos fines se está extendiendo rápidamente por la información en Internet sobre cómo elaborarlo.

Más información