Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Egipto impide el matrimonio entre un anciano de 92 años y una adolescente de 17

Poderosos del Golfo Pérsico acuden al país norteafricano a casarse con jóvenes humildes y la diferencia de edad entre ellos no debe superar los 25 años

Un hombre saudí de 92 años no ha podido casarse con su prometida, una muchacha egipcia de 17 años, después de que el Ministerio de Justicia de Egipto se haya negado a legalizar la unión por la excesiva diferencia de edad entre ambos, 75 años, según cuenta el diario egipcio Al Ajbar.

Ahmed Saryani, un alto funcionario del Ministerio de Justicia, ha explicado que una ley egipcia relativa al matrimonio de nacionales y extranjeros establece que la diferencia de edad entre los cónyuges no puede superar los 25 años. "En caso de que así fuera, el marido debe depositar garantías bancarias por no menos de 40.000 libras egipcias (unos 4.880 euros) a nombre de su esposa como garantía para su futuro", ha añadido Saryani, sugiriendo que el anciano saudí no entregó esa cantidad.

Esto pone de relieve el sangrante caso de los ricos potentados del Golfo Pérsico que cada verano viajan a Egipto para casarse con mujeres de extracción humilde mucho más jóvenes que ellos.

Muchos de estos matrimonios -que son calificados por organizaciones feministas de prostitución encubierta- terminan a las pocas semanas o meses y dejan a las mujeres embarazadas y con graves problemas para el reconocimiento de sus hijos, pues en la mayoría de los casos los maridos desaparecen.