Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El obispado de Ciudad Real logra la expulsión de una mujer de una cofradía por lesbiana

Los vecinos de Abenójar acudirán mañana a la romería de la Virgen de la Encarnación con camisetas de apoyo a la afectada

Una conducta "manifiestamente escandalosa", según la jerarquía católica de Ciudad Real, ha motivado la expulsión de una mujer de una cofradía religiosa de la localidad de Abenójar. Durante más de 15 años, M. A. R. ha compartido su vida con otra mujer. El año pasado decidieron casarse. Ese hecho, según publica hoy La Tribuna de Ciudad Real, motivó que el obispado lograra en agosto de 2007 su expulsión de la Hermandad de la Virgen de la Encarnación, a la que la afectada pertenecía desde la fecha de su nacimiento.

La decisión de la asamblea de la hermandad, que obedeció al obispo, fue recurrida por M.A.R en enero, al considerar que "en ningún momento se han incumplido los estatutos". Mañana las afectadas intentarán acudir a la romería de la Virgen. Varias personas mostrarán su apoyo con camisetas.

El vicario general del obispado remitió un escrito a la cofradía en la que vetaba el nombramiento de M.A.R como vicesecretaria de la junta directiva. El obispo esgrimía en su misiva que "al haber contraido matrimonio civil con una persona del mismo sexo" la afectada se encuentra en situación "irregular". En ese escrito, según La Tribuna, la diócesis considera "manifiestamente escandalosa" la conducta de M.A.R.

La afectada ha dicho a EFE que se siente "defraudada" por la decisión adoptada por la Iglesia y que le entristece que hayan hecho eso con ella porque viene de una familia de tradición cristiana y siempre se ha sentido muy cristiana. Cree que la Iglesia debería mostrarse "más abierta", aunque se muestra escéptica, pues "a mí me ha pasado esto, pero otra mujer del pueblo, divorciada, tampoco podrá ejercer como Hermana Mayor, lo que da muestras de cuál es el talante del Obispado".