Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"La inclusión de la 'Sharia' en la ley británica es inevitable"

El arzobispo de Canterbury considera que incorporar algunos aspectos de la ley musulmana en la legislación británica fomentaría la cohesión social

La elección entre la fidelidad a la cultura y la lealtad al Estado puede plantear serios dilemas morales a la población musulmana que vive en países con una legislación aconfesional. Según ha manifestado el arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, en una entrevista con la emisora Radio 4's World at One, Reino Unido debería afrontar el hecho de que algunos ciudadanos musulmanes no quieran someterse a ciertas leyes británicas que entren en contradicción con su fe.

"La inclusión de la Sharia en la ley británica es inevitable", ha concluido Rowan, que defiende la tesis de adoptar algunos aspectos de la ley musulmana para fomentar la cohesión social. Los musulmanes podrían, así, resolver sus disputas matrimoniales o sus problemas financieros en los Tribunales de la Sharia.

El arzobispo de Canterbury ha subrayado la necesidad de una mejor compresión de la Sharia, ya que hasta el momento sólo se conoce la visión sensacionalista que se desprende de las encuestas de opinión. Según declaró en una entrevista con la BBC el pasado lunes "nadie en su sano juicio querría ver en este país la clase de tratamiento inhumano que algunas veces se asocia a la práctica de la ley en algunos Estados islámicos, como los castigos extremos o las actitudes hacia la mujer".

Sin embargo, añadió que obligar a la población a someterse a una única ley de manera que rechace cualquier vínculo religioso "puede resultar peligroso". "Hay lugar en la ley británica para acomodar algunos aspectos de la musulmana", explicó Williams.