Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El español Adolfo Nicolás, elegido nuevo Superior General de los Jesuitas

El llamado 'Papa Negro' ha sido escogido tras una larga sesión por los 217 electores reunidos en su 35 Congregación General

El español Adolfo Nicolás ha sido elegido hoy en Roma nuevo Superior General de los Jesuitas, tras la renuncia del holandés Peter-Hans Kolvenbach, quien estuvo 24 años al frente de la Compañía de Jesús.

Tras una larga sesión, los 217 electores, reunidos desde el pasado 7 de enero en su 35 Congregación General, han escogido a Nicolás, quien vive en Japón, como su nuevo Prepósito.

El Prepósito de los Jesuitas es conocido como el 'Papa negro', debido al gran poder que esta orden ha tenido siempre en la Iglesia católica y a su hábito de color negro.

El Padre Nicolás se convierte en el 29 sucesor del fundador de la orden Jesuita, San Ignacio de Loyola. El cargo es de carácter vitalicio, aunque las Constituciones contemplan la posibilidad de renunciar si el General lo considera conveniente y en conciencia.

Tal es el caso del Padre Kolvenbach, que después de obtener el consentimiento del Papa y escuchar a sus consejeros y provinciales, decidió presentar su renuncia aduciendo su avanzada edad, cercana a los 80 años, y la larga duración de su Gobierno.

El nuevo Superior General de los Jesuitas ha vivido desde hace 43 años en Asia, sobre todo en Japón, donde estudió y además trabajó como docente de teología en la Sophia University de Tokio.

Durante la Congregación General celebrada estos días, Nicolás era el delegado para Asia Oriental y Oceanía.

Su vida eclesial comenzó en 1953 cuando entró en el noviciado de Aranjuez y se licenció en Filosofía en Madrid para trasladarse a Tokio, donde concluyó sus estudios de teología y fue ordenado sacerdote el 17 de marzo de 1967.

Entre 1968 y 1971 realizó un Master en Teología en la Pontifica Universidad Gregoriana, en Roma, y desde 1978 a 1984 fue director del Instituto Pastoral de Manila. También ha sido rector del Escolástico de Tokio (1991-1993) y provincial de los Jesuitas en Japón (1993-1999).