Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Segundo trasplante bilateral de antebrazos y manos en España

Se ha practicado en el hospital La Fe de Valencia

El cirujano Pedro Cavadas ha anunciado hoy que el jueves 15 de noviembre en el hospital La Fe de Valencia se realizó el segundo trasplante bilateral de antebrazos y manos de España, operación singular que supone la undécima que se ha practicado en el mundo.

Aparte de estas 11 ya se habían realizado otros 18 trasplantes unilaterales de mano. "El nivel de amputación era del tercio medio del antebrazo derecho y a nivel del codo en el izquierdo", informó el cirujano. Esta operación es más compleja que la anterior realizada por Cavadas hace un año a una mujer llamada Alba, porque la amputación del brazo izquierdo en este caso afecta "a toda la musculatura del antebrazo, por lo que hay que esperar que el resultado será peor". De cualquier forma, el paciente trasplantado, un hombre de 29 años que perdió ambos brazos y la visión de un ojo hace dos años y medio por la explosión de una granada, "evoluciona maravillosamente", por lo que espera que se le dé el alta la semana próxima.

La operación comenzó a las 16.30 del 15 de noviembre y duró unas nueve horas, dada la complicación para recolocar toda la musculatura del brazo izquierdo. "Las manos estéticamente cuadran muy bien con su tamaño", explicó Cavadas, "el ajuste de colores es casi perfecto y él está encantado".

Un año y medio de rehabilitación

Ahora el paciente deberá afrontar una rehabilitación que los médicos estiman en año y medio. En cuanto a si hará falta una segunda intervención, el cirujano explicó que dependerá de la evolución del paciente. Una evolución en la que tendrá mucha importancia el aspecto psicológico. Por eso, antes de intervenir se aseguran de varias puntos, "de que el paciente entiende el proceso, de que tendrá que tomar medicamentos de por vida y como los deje de tomar va a tener un rechazo, de que tiene soporte familiar, de que tiene un modo de ganarse la vida". Una vez confirmados estos puntos, Cavadas sólo tiene seguro que "el paciente es un buen candidato". Lo demás lo dirán los años. De momento, como referencia tiene la de Alba, que un año después "las manos las está usando muy, muy bien". En cuanto al joven trasplantado, explicó que "no quiere exposición mediática", por lo que será difícil que salga en los medios de comunicación.

Pedro Cavadas anticipó cuáles podrían ser los siguientes retos. Así explicó que dentro de las denominadas CTA o trasplantes exóticos, se está empezando a barajar el trasplante de cara y el trasplante de útero. Respecto al primero, explicó que en París ya se han realizado dos y han ido muy bien pero que no se trata de trasplantes completos. La complicación está cuando incluyen los párpados y el riesgo es que mientras en los trasplantes parciales de cara, si algo va mal, el paciente queda como antes de la operación, en los totales, si la cirugía falla, el paciente queda peor. También ve como un problema las atención de los medios: "Vais a estar muy pendientes, los vais a freír, psicológicamente hay que valorar mucho a los candidatos". En cuanto al trasplante de útero, Cavadas dijo que hubo "un caso único en el mundo, que fracasó por motivos clínicos solucionables", por lo que en Valencia está evaluando posibles candidatos.

Los trasplantes en China, mal

Volviendo a los trasplantes de brazos, Cavadas matizó que "todos los realizados en China han ido mal por un mal seguimiento y una mala medicación". Sin embargo, los realizados "en Europa o en Estados Unidos" están yendo muy bien. De esta forma, se considera que esta operación es la octava bilateral en el mundo, tras las tres de Francia, las tres de Austria y la precedente en Valencia. En este tipo de operación se suele usar los órganos de un solo donante por varios motivos, entre otros que "la simetría es obviamente mejor" o que los trasplantes de varios donantes "inmunológicamente tienen un gran inconveniente". Habría que trasplantar primero un brazo y luego otro por lo que se duplicarían los riesgos.

El cirujano también agradeció "la generosidad de los familiares del donante, que han sido capaces, en una situación enormemente compleja de donar los órganos de un ser querido". En este caso el donante era un joven de 15 años que falleció por muerte traumática. Por respeto a los familiares explicó que tampoco habría fotografías, "que son muy elocuentes", de los brazos implantados. "Si fuera yom, no me gustaría ver las manos de un familiar querido fallecido recientemente".

Por último, aseguró que "España es el mejor país del mundo para encontrar donantes". En el caso de Alba hubo que esperar tres meses, en la última operación dos meses. Y dio las gracias a la Organización Nacional de Trasplantes y de los centros de coordinación.