Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nicaragua penaliza como delito el aborto aunque peligre la vida de la madre

La práctica era legal desde hace un siglo en la nación centroamericana

La Asamblea Legislativa de Nicaragua ha aprobado hoy un nuevo Código Penal que declara como delito todos los tipos de aborto, incluido el terapéutico, cuando el embarazo hace peligrar la vida de la madre, estipulado en una enmienda que ha sido rechazada.

Varias organizaciones feministas han protestado contra la penalización del aborto terapéutico, una práctica legal y permitida desde hace 100 años en la nación centroamericana. El nuevo Código Penal de Nicaragua, el quinto desde 1837, con más de 600 artículos, se ha aprobado tras más de dos años de discusión.

La petición para que se hiciera esta excepción fue presentada por el diputado Víctor Hugo Tinoco del disidente Movimiento Renovador Sandinista (MRS), y fue rechazada por los bloques de diputados del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), informó el organismo legislativo. Tinoco aspiraba a que después de un diagnóstico médico se permitiera interrumpir el embarazo si "no existe otro medio posible para salvar la vida de la mujer y que ésta lo permita", declaró a la prensa.

"No se puede negar un derecho fundamental de la mujer a decidir sobre su vida", denunció el diputado. Su copartidario José Pallais dijo ser partidario de permitir el aborto en algunos casos. El nuevo Código Penal entrará en vigor dos meses después de su publicación en el Diario Oficial, La Gaceta.

Una petición de las Iglesias Católica y Evangélica

El Parlamento nicaragüense, en el contexto electoral del año pasado, se hizo eco de peticiones de la Iglesia Católica y la Evangélica para derogar esta disposición, que figuraba en el Código Penal desde hacía más de un siglo. Ese cuerpo de leyes establecía el derecho al aborto terapéutico como una excepción para salvar la vida de las mujeres en caso de embarazos con riesgos.

En la sesión también ha causado polémica la eliminación de la sodomía como delito, algo que, en opinión del liberal Carlos Gadea, deja abiertas las puertas para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El nuevo Código Penal también elimina los jurados de conciencia para los juicios de parricidio, asesinato, secuestro, violación a menores de edad, robo, violencia doméstica, crimen organizado, lavado de dinero, narcotráfico y terrorismo, entre otros.

Asimismo, disminuye a la mitad las penas por delitos de lavado de dinero, lo que, según distintos sectores, beneficia al ex presidente y reo Arnoldo Alemán, condenado a 20 años de prisión en diciembre de 2003 por ese delito y otros en perjuicio del Estado.