Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El joven que agredió en un tren a una menor por ser ecuatoriana dice que se le "fue la olla"

Sergi Xavier M.M, de 21 años, que está en libertad con cargos, justifica su actitud porque "estaba borracho"

El joven Sergi Xavier M. M., de 21 años, ha justificado hoy su agresión a una menor ecuatoriana en un tren de Barcelona porque "estaba muy borracho" y ha añadido que nunca había tenido un comportamiento similar, "ni racista ni nada". El joven, que vive con su abuela y su padre en la Colonia Güell de Santa Coloma de Cervelló (Barcelona), ha dicho que no sabe qué pasó, "iba borracho y punto". Los hechos, de los que ayer se hicieron públicas las imágenes grabadas por una cámara del tren, ocurrieron el 7 de octubre. Sergi Xavier está en libertad con cargos, acusado de agresión a una menor.

La Fiscalía de Cataluña va a pedir que se castigue a este joven, informa CadenaSer.com por el suceso, ocurrido en el trayecto de Plaza España a Martorell, poco antes de llegar a la estación de Colonia Güell, donde el agresor se bajó. Como consecuencia del suceso, la menor se encuentra en tratamiento psicológico y tiene pánico a salir a la calle.

Un juez de Sant Boi (Barcelona) dejó en libertad con cargos al joven porque la parte acusadora no pidió ninguna otra medida, como la prisión provisional. Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el fiscal no asistió a la declaración del imputado "pese a tener conocimiento del caso", y la familia de la menor renunció a ser representada por un abogado, motivo por el que el juez no tuvo otra opción que dejarle en libertad.

Hoy, Sergi Xavier M. M. se ha encarado en un principio con los medios de comunicación concentrados ante la puerta de su domicilio, dirigiéndoles palabras soeces y asegurando: "La mitad de las cosas que estáis diciendo de mí son mentiras". "Ni me acuerdo casi", de lo que ocurrió, ha dicho después, y ha reconocido: "Se me ha ido la olla pero mucho", pero que nunca había tenido un comportamiento similar, "ni racista ni nada".

Pide perdón

Después, el agresor ha aprovechado la presencia de los medios para pedir perdón a la joven ecuatoriana, "porque no se merecía lo que le hice", además de afirmar: "Claro que me siento responsable, la culpa es mía.

Sergi Xavier M. M. fue detenido por la Guardia Civil el pasado viernes, 19 de octubre, a la entrada de su domicilio, y se encuentra en libertad con cargos a la espera de juicio, sobre el que ha dicho: "No sé lo que pasará, ya se verá".

Según la nota de la Guardia Civil sobre los hechos, el agresor llegó "al vagón manteniendo una conversación telefónica, y en el momento en el que el tren llegaba a la estación, y sin dejar en ningún momento de hablar por teléfono, se fijó en una joven que viajaba sola". "Tras insultarla y gritarle al oído varias veces que se fuera a su país, comenzó a golpearla cada vez con más agresividad, hasta que el tren paró y se bajó mientras continuaba profiriéndola insultos de contenido racista".

SOS Racismo: "No puede quedar impune"

Además, la asociación SOS Racismo-Catalunya ha señalado que "manifestaciones de violencia racista como ésta no pueden quedar impunes en un Estado de derecho". La ONG recuerda que el agresor tiene antecedentes de faltas por agresión y robo y actualmente está a disposición judicial, y destaca que la grabación de la cámara situada en el vagón "deja bien claro el contenido racista de los insultos que dirigía a la chica".