Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Listo para sentencia el juicio contra una web por insultos anónimos contra Ramoncín

Un fiscal ha pedido la absolución para el único acusado de alasbarricadas.org, la web denunciada

La jueza titular del juzgado número 44 de Plaza Castilla de Madrid ha dejado listo para sentencia el juicio por la denuncia que interpuso el cantante José Ramón Julio Márquez Martínez, más conocido por Ramoncín, contra la página web alasbarricadas.org por una serie de comentarios anónimos que, según el demandado, suponían un atentado contra su honor. El artista pide como indemnización de 6.000 euros más el pago de las costas.

A la vista del juicio, han comparecido el cantante, como parte acusadora, y un único acusado, que se supone que era el titular del registro del dominio alasbarricadas.org, yque prefiere no revelar su identidad puesto que no se siente responsable de la web, que se define como un colectivo abierto de ideas. De hecho, Ramoncín tuvo que contratar una agencia de detectives para poder inculparle, puesto que no quedaba claro la titularidad de la web.

Los hechos denunciados hacen referencia a unos comentarios publicados por lectores de la web entre junio y octubre de 2006 que critican duramente a Ramoncín por su carrera profesional y su labor en defensa de las tesis de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) en contra de la piratería. La sentencia se conocerá previsiblemente en los próximos quince días.

Durante la vista, que apenas se prolongó tres cuartos de hora, Ramoncín indicó que tuvo conocimiento de los supuestos comentarios ofensivos porque se los envió un amigo por email. Por su parte, el acusado recordó que se retiraron esos comentarios en cuanto tuvieron conocimiento de los mismos e indicó que no se podía considerar responsable de los mismos ni a él ni a nadie puesto que se trata de un foro de opinión libre. Según el acusado, un fiscal se personó en la vista, que era a puerta cerrada, y pidió su absolución.

La celebración del juicio ha motivado la movilización de varias asociaciones de internautas y páginas web en apoyo a los responsables de la página web demandada, y algunos miembros acudieron a las puertas del juzgado en solidaridad con el acusado. Este señaló que, en realidad, se trata de una campaña de la SGAE que es la que "realmente esta detrás de la denuncia", aunque figure Ramoncín formalmente como denunciante.

Farandulero y payaso

Según el auto, el demandante entiende que esos comentarios, firmados con nicks (apodos de los internautas) son manifestaciones "vejatorias, insultos, descalificaciones e incluso amenazas", según el auto judicial. Entre los comentarios que señala la acusación figuran frases como la siguiente: "Un pedante, creído, vendido, toca pelotas/ovarios, farandulero, y pasado por los quirófanos, mal cantante, mal artista, mal politiquillo, mal presentador de programas de tv, chupacámaras [?] Sólo siento no haber estado en el último festival que estuvo para descalabrarle con un pedroso del veinte".

Otro comentario señala: "Este hombre es un grandísimo payaso. Es escoria, la hipocresía personificada. No sé si en un tiempo pasado fue mejor pero ahora mismo sólo merece que su queridísima SGAE se quede sin dinero que robar, y que termine viviendo en su amada sociedad capitalista como un mendigo". Asimismo, la denuncia, que está amparada por la SGAE, denuncia también que la web incluyó el foro "Ramoncín y el rey del pollo frito" en el que se podía ver una caricatura de Ramoncín con la cabeza cortada.