Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mattel retira del mercado español miles de juguetes por pintura con plomo e imanes mal fijados

Las unidades afectadas son 510.000 y han sido fabricadas en China

Si usted ha comprado entre mayo y julio de este año un juguete que representa al personaje Sarge de la película de dibujos animados Cars -un simpático todoterreno militar- guárdelo lejos de los niños. La multinacional juguetera Mattel ha lanzado hoy un aviso global para retirar del mercado todos los ejemplares de ese modelo, porque para fabricarlos se ha utilizado pintura contaminada con plomo. Igual que ocurrió hace menos de dos semanas, en este caso la pintura procede de China. En España se han distribuido 10.000 unidades de este producto, como informa la propia compañía. No todos ellos han acabado en manos de los consumidores. Mattel está retirando el modelo de todas las tiendas que todavía no lo hayan vendido. Quienes lo tengan ya en casa, pueden llamar al teléfono habilitado por la empresa, el 902 20 30 10, para que les informen de cómo se realizará la retirada del producto. "Se les entregará un vale para que puedan adquirir otro juguete nuevo", ha dicho una portavoz de Mattel.

La multinacional del juguete ha extendido la alerta a todos los modelos que lleven incorporado un imán y hayan sido producidos entre 2002 y el 1 de enero de 2007. El problema es que el anclaje es deficiente, y la compañía ha descubierto en sus análisis que los imanes se pueden desprender. Como son piezas pequeñas, un niño puede ingerirlas, "aunque no se ha dado ningún caso" de tal accidente, asegura otro portavoz.

En España se han distribuido 500.000 unidades de modelos con imán pertenecientes a las colecciones de Polly Pocket y de Doggy Day Care. En el resto del mundo, como informa Mattel en su página web, son cerca de 18,2 millones las unidades afectadas. El procedimiento para su devolución, en caso de haberlas adquirido, es el mismo que en el caso del coche Sarge.

Mattel ha asegurado que ha cambiado los sistemas de inspección de los juguetes fabricados en China para asegurar la composición legal tanto de las pinturas como de los elementos integrados en cada modelo. En cuanto a los imanes, desde enero de este año se ha cambiado el sistema de fijación por uno más seguro.

La lista de los juguetes retirados en España, en http://service.mattel.com/es/recall/J1944_ivr.asp

Segunda retirada en menos de quince días

La de hoy es la segunda retirada de juguetes del fabricante de la popular muñeca Barbie en lo que va de agosto, ya que el pasado día 2 Mattel anunció la retirada del mercado de 1,5 millones de juguetes de la marca Fisher Price, la compañía de juguetes destinados a niños pequeños filial de Mattel. La alarma se produjo al detectarse que la pintura utilizada por la fábrica china que hizo los muñecos llevaba plomo. A España sólo llegó el modelo de la Granja de Bloques Encajables de Barrio Sésamo y únicamente fueron vendidas ocho unidades. En Estados Unidos, sin embargo, los modelos afectados fueron 83 y desde el pasado mayo se han retirado más de 965.000 unidades.El director de la fábrica de juguetes que usó esa pintura con plomo se ha suicidado, según informó ayer el periódico oficialista China Daily. Zhang Shuhong era el responsable de Lee Der Industrial Co. Ltd., la empresa que fabricaba casitas y otros artículos que luego se vendían en Occidente con las marcas de Mattel o Fisher-Price. Las autoridades chinas, que se han visto inmersas en varios escándalos por la seguridad de sus productos -pastas de dientes, comida para animales-, prohibieron las exportaciones a la fábrica de Zhang. La prensa china explicaba ayer que había sido un amigo del dueño de la fábrica quien le había vendido la pintura. "El jefe y la propia empresa se vieron perjudicados por la acción de su mejor amigo", dijo un portavoz de la empresa.

Un posible caso de juguetes Mattel en mal estado en 2005

Una niña de Indianápolis, EE UU, podría ser la primera afectada por los juguetes de Mattel, según publica CNN en su versión digital. Todo ocurrió en el año 2005, cuando Paige Kostrzewski tenía siete años y jugaba con su muñeca Polly Pocket.

Tras ingerir dos de los imanes que contenía el juguete, la pequeña comenzó a quejarse de un fuerte dolor abdominal y, posteriormente, empezó a vomitar. Los imanes provocaron dos agujeros en su intestino.

Mattel y la familia de la pequeña llegaron a un acuerdo económico tras este suceso.

Más información