Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arzobispado de Granada rechaza a dos religiosas por ser extranjeras

Las Madres Dominicas se niegan a incluir a dos indias en aplicación a una normativa adoptada por el actual arzobispo

Dos religiosas procedentes de India no podrán ingresar en la orden de las Madres Dominicas de Granada por su origen: una normativa adoptada por el actual arzobispo granadino prohíbe la incorporación a la Diócesis de monjas extranjeras.

Las dos religiosas decidieron trasladarse a Granada porque allí había una monja india con la que "se carteaban desde hacía tiempo"; efectivamente, en la diócesis de Granada hay monjas extranjeras, pero todas ellas ingresaron antes de 2003, fecha en la que Francisco Javier Martínez Fernández pasó a dirigir el arzobispado.

La madre superiora de las Madres Dominicas ha explicado que las religiosas, tras conocer la normativa, se trasladaron a la localidad granadina de Huéscar, dependiente del Obispado de Guadix y donde no existe la prohibición. Pero "allí no estaban muy a gusto, ya que sólo hay cuatro hermanas y son todas mayores".

Entonces las dos religiosas decidieron regresar a su país. Las postulantes pasaron más de un mes en España antes de regresar el 25 de febrero a su país natal, donde sólo una de ellas ha ingresado en un convento.

No es la primera polémica de Francisco Javier Martínez desde que llegó al cargo; recientemente el Juzgado de Instrucción 1 de Granada acordó la apertura de juicio oral contra el arzobispo tras ser denunciado por un sacerdote por presuntas coacciones, calumnias e injurias y lesiones psicológicas.