Reproducción, síntomas y prevención

Reproducción. La hembra del mosquito Aedes aegypti deposita los huevos en agua limpia y estancada o en lugares húmedos, dentro y alrededor de casa (toneles, pilas y llantas).

Los huevos son depositados en las paredes de los recipientes y, si no se mojan, pueden permanecer conservados por largos periodos de tiempo.

Una vez que toca el agua, empieza su desarrollo. Los huevecillos pueden estar infectados con el virus, de tal manera que desde su nacimiento pueden ser transmisores de la enfermedad.

Síntomas. Cuando una persona padece dengue por primera vez presenta los siguientes síntomas: fiebre alta repentina; dolor intenso de cabeza, espalda, coyunturas y ojos; náuseas y vómitos; en ocasiones, erupciones de la piel en tronco, brazos y piernas; en algunos casos, sangrado de la nariz o de encías. Estos síntomas se presentan entre los cinco y ocho primeros días posteriores a la picadura y pueden durar de tres a siete días.

Más información

El dengue hemorrágico se presenta principalmente en los niños. En un inicio, la enfermedad se manifiesta con algunos problemas respiratorios y gastrointestinales, enrojecimiento facial y falta de apetito. Al desarrollarse, el estado de la persona enferma se deteriora repentinamente con signos de debilidad profunda, inquietud intensa, palidez de la cara, excesiva sudoración y problemas respiratorios.

Prevención de la enfermedad. No hay vacuna para prevenir el dengue. La mejor medida de prevención para residentes en las áreas infectadas es eliminar los lugares donde el mosquito pone sus huevos, principalmente los envases artificiales que acumulan agua. Deben ser cubiertos todos aquellos recipientes donde se deposita agua de lluvia o son usados para almacenarla (pilas, envases plásticos, toneles, etc.). Los bebederos de animales y los floreros deben ser vaciados y fregados por lo menos una vez a la semana. Esto eliminará los huevos y larvas y reducirá el número de mosquitos en el hogar.

Al mismo tiempo se pueden prevenir las picaduras, tanto en el día como en las horas previas al amanecer y después del atardecer, utilizando mosquiteros, camisas de manga larga, pantalones largos y ropa protectora.

Prevención de la epidemia. El énfasis para prevenir el dengue está en el control integrado del mosquito durante todas sus fases, desde huevo a adulto, apoyando el trabajo con la participación comunitaria y una mínima dependencia en los insecticidas (larvicidas y adulticidas químicos). Los insecticidas suelen ser útiles como medida complementaria para controlar epidemias ya declaradas y sólo en forma temporal (pocos días). La medida más importante es la eliminación de larvas y criaderos.

Lo más visto en...

Top 50