Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece una mujer apuñalada ayer por su ex pareja en Sevilla

El presunto asesino, que se entregó tras el crimen, tenía una orden de alejamiento

Una mujer que se encontraba herida muy grave tras ser presuntamente apuñalada ayer por su ex pareja ha fallecido a primera hora de la tarde en un hospital de Sevilla. Noelia P.R., de 33 años, recibió en plena calle una puñalada en el cuello, otra en el tórax y una tercera en la mano derecha. El presunto asesino, Mariano L.T., de 34 años, tenía una orden de alejamiento de la víctima y debía declarar ayer ante la Policía por otros delitos. Mariano se entregó al poco de cometer el crimen.

El centro hospitalario donde ha fallecido, el Hospital de Valme de la capital hispalense, precisa en un comunicado que Noelia natural de Alcalá de Guadaíra, ha muerto sobre las 13.15 horas en la Unidad de Cuidados Intensivos. Ingresó en Urgencias a las 14.00 de ayer con un "shock hemorrágico" y fue intervenida quirúrgicamente de urgencia durante varias horas "de las heridas inciso-contusas que presentaba en el cuello, el tórax y la mano derecha".

Noelia, que tenía un hijo de nueve años de una relación anterior, fue trasladada por el 061 a Urgencias del Hospital de Valme tras sufrir una brutal agresión en plena calle, donde su ex pareja le asestó varias puñaladas. Los hechos sucedieron en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra. Una portavoz de Emergencias Sanitarias del 061 informó de que el apuñalamiento se produjo sobre las 13.10 en la principal vía del barrio de Rabesa de Alcalá, una zona muy concurrida. Según los vecinos, ella estaba parada junto a un quiosco cuando el hombre la atacó.

Con medidas de protección

La mujer sufrió dos paradas cardiacas de las que pudo ser recuperada, una de ellas en la calle, poco después de la agresión, y otra en el momento en el que fue ingresada en el hospital. La ex pareja de Noelia, Mariano L.T., se dio a la fuga tras el apuñalamiento, aunque a última hora de la tarde se entregó voluntariamente en la comisaría de la Macarena de la capital hispalense. Según fuentes policiales, el presunto agresor tiene antecedentes penales y debía declarar precisamente ayer ante la Policía sobre otros delitos.

La mujer herida, que estaba en proceso de separación, ya había sufrido malos tratos de su ex pareja, el último de ellos el pasado martes, según el testimonio de los vecinos de la víctima. De hecho, sobre el agresor pesaba una orden de alejamiento. El subdelegado del Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés, ha explicado esta mañana en rueda de prensa que la antigua pareja tenía denuncias cruzadas por malos tratos que en 2006 propiciaron que un juez dictara una orden de alejamiento.

A finales de año, sin embargo, la propia víctima solicitó que se levantara esa orden, aunque a principios de enero presentó una nueva denuncia por malos tratos que hizo que el juzgado dictara otra orden de alejamiento de 200 metros sobre la víctima, que permanecía vigente ayer, cuando se produjo el apuñalamiento. A esta circunstancia se une el hecho de que ayer mismo la Policía Nacional estaba buscando a este hombre porque debía comparecer en comisaría por otros delitos, ya que el detenido cuenta con un "amplio historial de pequeños delitos", según el subdelegado.

Faustino Valdés declaró también que la Policía Nacional había ofrecido a la mujer, tras la última orden de alejamiento, una serie de servicios que "rechazó". "Hay que seguir insistiendo en la necesidad de que se sigan denunciando estos hechos", ha recalcado el subdelegado.