La 'joven de la selva' ya ve la televisión sin asustarse

El psicólogo español que la trata cree que su rehabilitación será larga, a pesar de las mejoras que ha experimentado

La joven de la selva que fue encontrada hace dos semanas, tras estar perdida 18 años en la jungla, prosigue su adaptación a la vida familiar y ha mejorado en algunos aspectos, aunque el proceso será largo, según el psicólogo español Héctor Rifá, que la está ayudando en su rehabilitación. "Está más tranquila, aunque todavía muestra muchos bloqueos. Pero ha tenido mejoras respecto a la primera sesión. Ayer vio la televisión con toda la familia y estaba pegada a la pantalla, mientras que antes no mostraba interés", ha dicho a Efe Rifá.

Rifá, de la universidad de Oviedo, ha vuelto a pasar la noche en la casa familiar de Oyadao, en la provincia camboyana de Ratanakiri, para tener una segunda sesión de 24 horas con Rochom Pngieng, cinco días después del primer contacto para evaluar el estado de la joven de 28 años, que se perdió en la selva cuando tenía 10 años. "Ahora puede estar delante de la televisión sin asustarse, le produce interés y reacciona", ha explicado, y ha agregado que la joven también miró con gran interés un álbum que le trajo con las fotos que le hizo la semana pasada.

Según el psicólogo, otro cambio positivo es que "ahora sonríe con más frecuencia, aunque el resto del tiempo está más bien taciturna, y hace más movimientos con los labios y con el cuello". También sigue vocalizando "ese lenguaje que no se entiende" y que ya balbuceaba la semana pasada en la primera sesión de evaluación. En cuanto a los dos osos de peluche que Rifá le regaló entonces y con los que trató de provocar sus sensaciones, la buena noticia es que "ya no son necesarios, pues a nivel motor ya toca las cosas, ya las explora con las manos". "Los ositos sirvieron de puente para desbloquear el tacto. En ese sentido ya hay una evolución", ha subrayado el psicólogo.

Sin embargo, el experto que dirige en Phnom Penh un proyecto de la ONG Psicólogos sin Fronteras financiado por la Agencia Asturiana de Cooperación Internacional, no duda de que el proceso de adaptación será largo. "Sólo hace algo cuando realmente hay estimulación desde fuera. Si no recibe estimulación está muy parada", ha asegurado. "Hay aspectos sensoriales en los que está pobre, como la audición y el habla, así como en las pruebas de colores que le he hecho. A ese nivel está pobre de respuesta", ha afirmado.

Rifá ha utilizado pinturas pastel en una prueba de colores, pero "no entró en ese juego de dibujar y ver qué dibujaba. No mostró interés". Y anoche le puso música de grupos étnicos de la zona y "mientras sus familiares bailaron hasta tarde, ella miraba casi con indiferencia, con curiosidad, como pensando ¿qué hacen?". Sin embargo, el psicólogo, que no quiere entrar en la polémica de si es cierta o no la historia que destapó primero un periódico camboyano, según la cuál la niña se perdió en la selva hace 18 años cuando cuidaba ganado, asegura que "está en todo momento muy arropada por la familia".

"La familia está muy, muy pendiente. Los vecinos del poblado también vienen a visitarla. Come muy bien, no sólo lo que le prepara su madre, sino también frutas y otras cosas que le traen las visitas, después de olfatearlas cuidadosamente". Por la mañana, tras levantarse, la joven de la selva desayuna y luego prefiere salir fuera de la casa, pero va con familiares, "porque tienen miedo de que se vaya". Gran parte del tiempo lo pasa sentada en cuclillas.

Para Rifá, lo importante es que "estamos trabajando en una recuperación aunque no sabemos de qué. No tenemos datos de su pasado. No tenemos ni pasado ni futuro". Su intención es hacer una nueva sesión la semana próxima para ver qué continuidad se le puede dar, pero siempre con la idea de que "donde está mejor es con la familia".

Según el psicólogo español que trata a la joven camboyana ésta ha experimentado una mejoría al mostrar interés por la televisión o por fotografías que el especialista le enseña.
Según el psicólogo español que trata a la joven camboyana ésta ha experimentado una mejoría al mostrar interés por la televisión o por fotografías que el especialista le enseña.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción