Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una riña entre dos alumnos deriva en una batalla campal en Granada

Familiares del adolescente que comenzó la pelea apalean al otro joven y a los profesores que intentaron mediar

Un riña entre dos alumnos del instituto Alfaguara de Loja (Granada) a la hora del recreo ha acabado hoy en una batalla campal al intervenir familiares del adolescente que comenzó la pelea, que tiraron las vallas que rodean el centro y apalearon al otro joven y a los profesores que intentaron mediar.

La jefa de Estudios del centro, María José Escobedo, ha explicado que un alumno de segundo curso, de 14 años, comenzó una riña con otro de cuarto, de 16, ante lo que familiares del primero, de etnia gitana, entraron en el instituto y comenzaron a golpear al otro estudiante.

Al ver la "batalla campal", intentaron intervenir los seis profesores de guardia, que también recibieron golpes por parte de estas personas, residentes en el anejo de Alfaguara. Los familiares del agresor entraron al centro tirando las vallas perimetrales instaladas con motivo de las obras de ampliación que se están acometiendo, según Escobedo.

Atendido en un centro de salud El altercado requirió la intervención de la Guardia Civil, que trasladó al alumno de 16 años al centro de salud para que le curasen las heridas sufridas, de las que se recupera en su casa, siempre según la jefa de Estudios.

El claustro de profesores se ha reunido esta tarde para analizar los hechos y ha decidido reanudar mañana las clases para que no cunda el miedo entre padres y alumnos, que ya han expresado su temor por su seguridad. La comunidad educativa del centro, con unos 500 alumnos, ha pedido hoy a la Delegación Provincial de Educación medidas de seguridad para el centro, entre ellas vigilantes. En este sentido el Ayuntamiento de Loja se ha comprometido a destinar patrullas de Policía Local a la zona.

Por su parte, el padre de uno de los alumnos del centro -que quiere permanecer en el anonimato, ha asegurado que no es la primera agresión que se registra y en la que se ven involucrados vecinos del barrio Alfaguara, y ha señalado que la más reciente fue la que sufrió la conserje. Ha asegurado que los padres están "cansados" de esta situación y "temerosos" por la integridad física de sus hijos, por lo que exigen medidas de seguridad "inmediatas".