77 millones de niños no van a la escuela, según un informe de la ONU

Unicef y Unesco califican la cifra de "inaceptable" pese a las mejoras con respecto a cinco años atrás

Setenta y siete millones de niños en el mundo siguen sin poder ir a la escuela, una cifra muy inferior a la de hace cinco años, pero todavía "inaceptable", según el último informe sobre la educación presentado este jueves por Unicef y la Unesco. Las tres cuartas partes de estos menores sin escolarizar viven en el África subsahariana y en Asia meridional y occidental, aunque en esta última región el número se ha reducido a la mitad entre 1999 y el 2004, especialmente por los progresos en la India.

Cuatro de cada 10 niños que nacen en el mundo en desarrollo crecen sumidos en la pobreza, la desnutrición y sin poder ir a la escuela, según datos aportados en Nueva York por el director general de la Unesco, Koichiro Matsuura, en la presentación del estudio, que evalúa el programa Educación Para Todos (EPT).

África y Asia se llevan la peor parte

El informe revela un progreso importante en la escolarización infantil si se tiene en cuenta que entre 1999 y el 2004 el número de niños que no van al colegio se redujo en 21 millones, lo que supone un avance para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU. La región en desarrollo con más niños escolarizados es Latinoamérica y el Caribe, con el 62%, muy por encima de Asia Oriental y el Pacífico, con el 35%, el sudoeste asiático, con el 32%, los Estados árabes, con el 16%, y el Africa subsahariana, con el 12%.

Los que más probabilidades tienen de no ir nunca a la escuela, o de abandonarla prematuramente, son sobre todo las niñas y, especialmente, las que viven en zonas rurales o muy pobres. Por termino medio, un niño nacido de una madre analfabeta, tiene dos veces más probabilidades de no ser escolarizado que aquel menor cuya madre ha recibido alguna educación.

Sin maestros cualificados

Uno de los principales problemas es la falta de docentes cualificados y motivados, apunta el estudio. Sólo en el África subsahariana es necesario contratar entre 2,4 y cuatro millones de profesores. Tanto en esta zona como en Asia, el número de maestras es demasiado escaso para fomentar la escolarización de las niñas y lograr que éstas permanezcan en la escuela.

Aunque el informe no aborda este asunto con amplitud, sí recoge el grave problema que supone la explotación laboral infantil y que es uno de las causas principales para que los niños no vayan al colegio. El informe constata que, aunque se ha reducido en los últimos años, en el mundo unos 218 millones de niños trabajan y el 75% de ellos son menores de 14 años. De este total, 126 millones tienen entre cinco y 17 años, y sufren las peores formas de explotación, como es el tráfico de personas, la servidumbre por deudas, la esclavitud y la prostitución.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS