Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"No le des una segunda oportunidad"

La Fundación Mujeres presenta una dura campaña contra la violencia de género, inspirada en los anuncios de la DGT

La Fundación Mujeres ha lanzado una campaña de sensibilización para animar a las mujeres a denunciar los malos tratos y a no dar segundas oportunidades a su agresor. Para su creación, la fundación que preside la portavoz socialista de Derechos Humanos en el Parlamento Europeo, Elena Valenciano, se ha inspirado en la publicidad de la Dirección General de Tráfico, que advierte a la víctima de que únicamente ella debe darse cuenta de las "señales de peligro" y nunca minimizarlas.

El anuncio, que fue presentado en el último Festival de Publicidad de San Sebastián y cedido por la agencia de publicidad Armando Testa a la Fundación Mujeres, arranca con la imagen de un ramo de rosas rojas y una voz en off de una mujer que acepta este regalo a su pareja por "lo que pasó ayer", aunque siente no poder darle las gracias. En la última imagen, vuelve a aparecer el ramo de rosas en primer plano, pero esta vez encima de una tumba con el nombre de la mujer asesinada por su pareja.

"Es igual que las campañas de Tráfico: educan el comportamiento del conductor, muestran visualmente lo que puede ocurrir y, aunque la DGT le ofrece ayudar, no puede conducir por el. Esto es igual", ha explicado la eurodiputada, que además ha destacado la importancia de hacer un esfuerzo y contar con los recursos suficientes, "como hace la DGT, que en 2006 gastó 17 millones de euros en campaña".

La presentada hoy por la Fundación Mujeres tiene "mucha fuerza" y unas características "diferentes" a otras hechas anteriormente sobre la violencia de género, pues envía a las mujeres un mensaje contrario al que han recibido a lo largo de los siglos: "no aguantarás".

Además del anuncio, la Fundación ha presentado un decálogo para la realización de campañas de prevención de la violencia de género, en el que se pide concienciar de los peligros que entraña minimizar el riesgo de una situación de maltrato; orientar sobre los riesgos y la forma de actuación en caso de un ataque, y mostrar no sólo las ventajas sino también los riesgos de la ruptura.